Critican que sólo hay un árbol por cada 100 habitantes en la barriada de La Luz

Los socialistas exigen al equipo de gobierno que presente a la mayor brevedad una ordenanza municipal para su gestión y protección, además de seguir las recomendaciones del estudio del Plan Director del Arbolado en Málaga

0

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel Pérez, ha pedido al Ayuntamiento de Málaga “que lleve a cabo un control exhaustivo del mantenimiento del arbolado en la ciudad”, puesto que “no cabe la menor duda de que son esenciales para la vida de nuestro planeta, pues purifican el ambiente al oxigenar el aire, proporcionan sombra, mejoran sectores erosionados, humedecen el ambiente, reducen el ruido, provocan sensación de frescura y humedad, producen alimentos para los animales y son el hogar de muchos pájaros”.

Durante una visita a la barriada de La Luz en compañía de la concejal socialista Begoña Medina, responsable de la formación en el distrito Carretera de Cádiz, Daniel Pérez ha exigido al equipo de gobierno del PP “que presente a la mayor mayor brevedad una ordenanza municipal para su gestión y protección, además de seguir las recomendaciones del estudio del Plan Director del Arbolado en Málaga”. De esta forma, el edil del PSOE defiende que “siguiéndolas pautas de este control del arbolado, el área de Sostenibilidad Medioambiental podrá frenar la pérdida de ejemplares de nuestros jardines, parques, plazas y calles”.

Además, el socialista ha manifestado que “faltan árboles en la barriada de La Luz, porque sólo hay 333 ejemplares para 25.000 habitantes. Es decir, hay un árbol para 100 residentes en esta barriada”. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, “a cada habitante le debe corresponder un tercio de árbol. Estamos muy por debajo de esa media”, ha aseverado el portavoz socialista.

“Desde hace años, el Grupo Municipal Socialista viene solicitando al equipo de gobierno del Partido Popular la elaboración de una Ordenanza del Árbol para la ciudad de Málaga. Un instrumento válido, mediante el cual se establece las condiciones que garantizan la protección ambiental del arbolado urbano, y sirve, igualmente, de orientación y guía de los comportamientos sociales e individuales con respecto a dichas zonas. De este modo se preserva el equilibrio ecológico y la calidad de vida de la ciudadanía”, ha agregado Daniel Pérez.

Y la vigilancia de los árboles no queda sólo en nuestras calles. El PSOE quiere ir más lejos pidiendo al Área de Sostenibilidad Medioambiental “que estudie e implante mecanismos de seguimiento de la situación de los montes y parques periurbanos públicos desde el punto de vista de la seguridad, la limpieza y la salubridad, adoptando medidas que garanticen su protección y el uso y disfrute de la ciudadanía”, ha zanjado el portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento de Málaga.

‘Big green data’

Las nuevas tecnologías suponen una importante herramienta para el conocimiento de muchas de las materias que en el día a día se realizan en las ciudades. Una de ellas es la gestión del arbolado urbano. La concejala socialista Begoña Medina ha instado al Área de Sostenibilidad Medioambiental a que establezca un sistema de comunicación a los ciudadanos “sobre las decisiones que se tomen relacionadas con el arbolado urbano de su zona, como todo lo referente a su eliminación, reposición, poda, y todo ello contando con el máximo consenso”. De hecho, “talar un árbol no protegido no debe ser nunca una decisión unilateral, sino consensuada con los vecinos”. Por eso la edil, responsable del área de Medio Ambiente en la formación socialista, anima al Área de Sostenibilidad Medioambiental “a que estudie la elaboración e implantación de la Carta de Servicios de Arbolado Urbano en Málaga”.

El Ayuntamiento de Málaga, como institución adherida a la Declaración del Derecho al Árbol en la Ciudad, está obligado a la puesta en marcha de los compromisos contenidos en esta Declaración, elaborada el 2 de junio de 1995. “En esta declaración se dice que “el sistema de arbolado de nuestras ciudades es un sistema básico, y como tal, debe ser valorado, planificado y gestionado”, ha apuntado la responsable socialista. “Uno de los compromisos más importantes que adquieren las ciudades adheridas a esta declaración es el establecimiento de políticas, reglamentaciones, normativas y prácticas en la Administración y Gobierno local que garanticen las condiciones óptimas para la vida del árbol”.

“La situación del árbol en Málaga no es precisamente buena. Desde hace tiempo venimos recibiendo en el grupo municipal Socialista quejas de vecinos sobre el estado de abandono en el que se encuentra el arbolado de sus calles”, ha manifestado Begoña Medina. “Árboles que  se secan por falta de atención, caídas de ramas por una mala planificación de las podas, plagas en mucho de nuestro árboles por una mala o nula aplicación de los tratamientos fitosanitarios, alcorques sin árboles porque éstos han sido eliminados por falta de mantenimiento, obras en la vía pública sin protección del arbolado existente en la zona, y todo esto cuando tenemos una empresa de conservación y mantenimiento con un coste millonario, con una nula ausencia de operarios del servicio de parques y jardines atendiendo las necesidades del mismo”, ha sentenciado la edil del PSOE.