CCOO-A denuncia a 82 empresas de construcción por incumplir la jornada intensiva de verano

0

El sindicato CCOO en Andalucía ha denunciado entre el 14 de julio y el 6 de septiembre ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a un total de 82 empresas del sector de la construcción en la comunidad por realizar obras fuera del horario que marca la jornada intensiva de verano para evitar las horas de más calor.

Según los datos aportados por el sindicato a Europa Press, las provincias que más denuncias acumulan son Sevilla y Málaga, que engloban el 71,95 por ciento del total; no obstante, puntualiza que son estas en las que ha existido una mayor revitalización del sector este año.

La mayoría de los incumplimientos los provocan las empresas con diez o menos trabajadores, con el 43,75 por ciento de las denuncias, y las que tienen entre once y 49 empleados –33 por ciento–, seguidas por las que no llegan a los 250 trabajadores –18,75 por ciento– y las que los superan –4,17 por ciento–.

Para la responsable de la Secretaría de Salud Laboral de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO-A y técnica superior de riesgos laborales, Amparo Daza, la gravedad de no acatar la jornada se encuentra en la proliferación de accidente laborales y “ahí es donde hay que tener más hincapié”. En este sentido, de los 13 siniestros mortales en el sector en estos meses, el que se registró en Jaén se produjo fuera de la jornada intensiva de verano.

Daza ha explicado que tienen constancia de los incumplimentos principalmente por dos vías, las salidas que realiza el sindicato por las tardes por ciudades y municipios, y las notificaciones que reciben de los propios trabajadores, cuya identidad no revelan. “Qué es lo que ocurre, que ellos creen que con llamarnos se paraliza la actividad por la tarde y no es cierto. Después de poner la denuncia la Inspección de Trabajo tiene que ir y eso no es al día siguiente”, ha reflexionado, antes de incidir en la importancia de denunciar y que esto lleva a la tercera forma que tienen para destapar estos hechos, terceras personas ajenas a las obras.

La sindicalista ha profundizado que todas las empresas del sector deben acatar la jornada intensiva de verano al ser un acuerdo que forma parte del Convenio Colectivo del Sector de la Construcción y Obras Públicas porque, al igual que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), “es de cumplimiento legal”; no obstante, va a más y considera que en obras de gran envergadura hay otros sectores involucrados, como la metalurgia, que también deberían evitar las horas de más calor.

“Como prevención de riesgos laborales, el golpe de calor es lo mismo, no tiene que ver el sector en el que trabajas”, ha manifestado, opinando que “los trabajos que se hacen al aire libre en verano en Andalucía deberían de estar un poquito regulados”.

El sindicato apostilla en los datos facilitados a Europa Press que de estos incumplimientos no sólo hay responsabilidad por parte de las empresas privadas, sino también por parte de las administraciones públicas, como Junta de Andalucía, Ayuntamientos o Diputaciones, puesto que “han permitido que sus subcontratas trabajen fuera de los calendarios laborales establecidos”.

“ES LA PRODUCTIVIDAD LO QUE PRIMA”

El convenio de la construcción marca una jornada anual de 1.736 horas de trabajo para los empleados de este ámbito en España. Debido a que si se realizara la jornada de 40 horas todas las semanas se sobrepasarían las horas marcadas, cada provincia distribuye el horario dando como resultado la fijación de días en los que no se trabaja y la jornada intensiva de verano, que reduce la jornada de un día normal de ocho a siete horas.

En el caso de Andalucía, el horario para el verano varía en cada provincia, de manera que hay poca uniformidad. En Huelva, este 2019 ha ido del 14 de junio al 30 de agosto, un total de 55 días; en Córdoba y Sevilla, del 17 de junio al 30 de agosto y del 24 de junio al 6 de septiembre, respectivamente, 54 días en ambas; en Cádiz y Málaga, del 1 de julio al 31 de agosto, 44 días; en Jaén, del 27 de junio al 23 de agosto, 41 días; en Granada, del 1 de julio al 16 de agosto, 34 días, y en Almería, del 26 de julio al 30 de agosto, 25 días.

Sí que existe un criterio más similar para definir que el horario es desde las 7,00 hasta las 14,00 horas, a excepción de Almería, donde va de las 8,00 hasta las 15,00 horas, y de Cádiz y Sevilla, que es de las 7,30 a las 14,30 horas.

Respecto a esta división de las franjas horarias, Amparo Daza ha ahondado en que “la idea es equiparar –las horas–, no bajar”, de forma que si en Huelva la jornada de verano abarca 55 días y en Almería 25, no se trata de que en la primera se reduzcan, sino “que aquellas provincias que tengan menos días se vaya aumentando paulatinamente”.

“Esto no se puede conseguir en un día o dos”, añade la sindicalista, que considera que esto se logra a través de negociaciones y de “que las empresas se vayan poniendo al día viendo la importancia de esa medida”. “La medida es que pueden morir personas como consecuencia del sol”, ha remarcado.

Preguntada por los motivos por los que los empresarios no quieren aumentar los días en los que se aplica esta jornada, ha lamentado que “es la productividad lo que prima”, ya que quieren que se aprovechen las horas de luz que ofrece el verano y la escasez de lluvias. “Productividad por encima de seguridad y salud de los trabajadores”, ha lamentado.