Concentraciones por toda Andalucía en rechazo a las agresiones a Sanitarios

Las concentraciones generalizadas se realizarán a las 12,00 horas.

0

El Sindicato Médico Andaluz (SMA), junto con la plataforma ‘Basta ya’ de varias provincias, ha informado de que este miércoles se concentrarán junto a los facultativos andaluces en las puertas de los centros asistenciales durante 15 minutos para manifestar en silencio su rechazo a las coacciones y agresiones a personal sanitario.

Las concentraciones generalizadas se realizarán a las 12,00 horas, si bien en algunas provincias se ha decidido realizar una concentración principal en algún centro de salud. Así, en Córdoba, la concentración se llevará a cabo en el Centro de Salud de Avenida de América; en Málaga, se hará en el Centro de Salud de Alameda Perchel; en Sevilla, en el Centro de Salud de Polígono Norte y, en Granada, la concentración principal se hará en la puerta del Hospital Virgen de la Nieves.

Asimismo, este jueves se llevará a cabo otra nueva concentración a las puertas del Hospital Virgen Macarena de Sevilla como muestra de rechazo a las agresiones en general y, en concreto, a las coacciones y amenazas sufridas por algunos oftalmólogos de ese centro a principio de verano.

Según ha indicado el Sindicato Médico, en todos estos centros se espera contar con la presencia de representantes de la Administración sanitaria y la Consejería de Salud, que ya han manifestado “su solidaridad y su intención de apoyar al colectivo en la campaña contra las agresiones a personal sanitario”.

Esta concentración se convoca tras los numerosos casos de agresiones a personal sanitario en Andalucía durante este verano, lo que ha desembocado en “una sensación de inseguridad” cada vez más extendida entre los facultativos, tal y como han explicado desde el sindicato.

Al respecto, han sostenido que “todo tiene un límite”, ya que ellos también tienen “derecho al descanso y a poder realizar el trabajo sin miedo a las coacciones o agresiones, a terminar la jornada laboral ilesos y a no recibir improperios”.