Unos 50 profesionales trabajan para dar por extinguido el fuego en Estepona

0

Las labores para lograr la extinción del incendio declarado el pasado lunes en el paraje Peñas Blancas de Estepona continúan, después de que en la pasada noche quedara controlado, y durante la jornada serán en torno a medio centenar de profesionales los que actúan sobre el terreno.

Así el dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía, el Plan Infoca, mantiene en la zona un contingente formado por 50 profesionales –bomberos forestales y agentes de medio ambiente– y dos vehículos pesados de extinción.

Desde el Plan Infoca y desde el Gobierno andaluz en Málaga han apuntado que durante toda la jornada estos especialistas y los vehículos contra incendios trabajarán en las tareas de remate y liquidación para dar por extinguido el fuego.

El dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía, el Plan Infoca, dio a las 21,30 horas de este pasado miércoles por controlado el incendio, donde las llamas han afectado a más de 300 hectáreas motivando el desalojo de numerosas viviendas próximas a la zona del siniestro.

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, desactivó el martes el nivel 1 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales, reduciéndolo al nivel cero después de que el incendio fuese estabilizado por los efectivos del Infoca.

Este incendio forestal se inició en la zona de Peñas Blancas y motivó el desalojo de numerosas viviendas, aunque en la tarde de este pasado martes las personas evacuadas ya comenzaron a volver a sus hogares.

Así, los vecinos evacuados de las urbanizaciones Forest Hill y Llanos de las Alberdinas, alrededor de 2.000, pudieron volver durante la tarde de este pasado martes; mientras que los desalojados de los diseminados del Río Padrón y de La Tejadilla –unas 22 y 20 casas respectivamente– lo hicieron el miércoles.

La Unidad Adscrita de la Policía Nacional detuvo a un ciudadano francés en relación este siniestro forestal, después de intentar quemar una colmena de abejas con gasolina. Tras pasar a disposición judicial, el hombre quedó en libertad provisional, investigado por un delito de incendio.

La Fiscalía no solicitó su ingreso en prisión al tratarse de un incendio provocado por imprudencia y tampoco se acordaron medidas cautelares por ser un ciudadano residente en Estepona desde hace tiempo, sin antecedentes penales y a su voluntad de aclarar lo sucedido.

No obstante, el Ayuntamiento de Estepona ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 2 de dicha localidad personarse como acusación particular en la causa abierta por el incendio, y, además, pretende solicitar la revocación del auto de libertad del investigado por estos hechos y la adopción de otro tipo de medidas cautelares.