El primer presupuesto del Gobierno andaluz aprobado por PP-A, Cs y Vox

0

El Pleno del Parlamento ha aprobado este jueves el primer presupuesto del Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs), que ha contado con el apoyo de Vox, en virtud del acuerdo presupuestario que los tres partidos firmaron para las cuentas de este ejercicio y de 2020, mientras que ha sido rechazado por PSOE-A y Adelante Andalucía.

El presupuesto andaluz para 2019 que ha aprobado el Parlamento asciende a 36.495,5 millones de euros y el Gobierno ha anunciado que ya se está trabajando en los de 2020 con el objetivo de que estén aprobados antes de finalizar el presente ejercicio.

PSOE-A y Adelante han rechazado cada una de las secciones del presupuesto y el dictamen global del presupuesto.

Tras la aprobación del presupuesto, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha indicado ante el Pleno que Andalucía cuenta desde hoy con un presupuesto, el “más social” de la historia de la comunidad, que va a permitir desarrollar las políticas del cambio. “Ha sido posible porque el diálogo funciona” y ha destacado que el Gobierno de PP-A y Cs ha “funcionado como un solo equipo”, lo que es un mensaje “muy relevante” para el conjunto del país. Ha dicho que funcionado el diálogo dentro del Gobierno, con el socio parlamentario de Vox, y con los partidos de la oposición, PSOE y Adelante Andalucía, cuyas enmiendas aceptadas han “mejorado” las cuentas.

Al presupuesto han sido incorporadas enmiendas de los cinco grupos parlamentarios, algo que, según ha destacado el Gobierno de PP-A y Ciudadanos, nunca antes había ocurrido. Así, las enmiendas incorporadas son un total de 52, tanto durante la tramitación del presupuesto en comisión parlamentaria como en el debate final ante el Pleno. Concretamente, del PSOE-A se han incorporado cuatro de las 285 enmiendas que presentó; de Adelante Andalucía, 18 de 267, y de Vox, 16 de un total de 24, mientras que han sido incorporadas las 14 que plantearon conjuntamente PP-A y Cs.

El dictamen del presupuesto que fue aprobado en la Comisión de Hacienda y que se ha sometido al debate final ante el Pleno ya incorporaba dos enmiendas del PSOE-A; doce, de Adelante Andalucía, y 16 de Vox. Sin embargo, durante el debate final en el Pleno se han aprobado dos enmiendas más del PSOE-A y seis de Adelante, mientras que Vox no mantuvo ‘vivas’ ninguna de las ocho enmiendas que no prosperaron durante el trámite del presupuesto en comisión.

Concretamente, PSOE-A y Adelante Andalucía han mantenido ‘vivas’ para el debate final del Presupuesto un total de 422 enmiendas parciales más ocho votos particulares del Grupo Socialista. El PSOE-A ha mantenido 189 enmiendas y ocho votos particulares y Adelante, 233 enmiendas.

Las enmiendas aprobadas durante el debate final se refieren, en el caso de las dos del PSOE-A, a 100.000 euros para centros de menores y a otros 100.000 euros para la Ciudad de Justicia de Sevilla. Han sido aprobadas por unanimidad.

En cuanto a las seis enmiendas de Adelante Andalucía, algunas de ellas transaccionadas, suman una cifra global de más de siete millones de euros. Se trata de dos enmiendas a la Consejería de Fomento sobre estudios de viabilidad de cercanías en áreas metropolitanas (350.000 euros) y sobre actuaciones y estudios en materia de ordenación del territorio y paisaje (200.000 euros).

Asimismo, se han incorporado tres enmiendas a la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo por un importe global de 6,04 millones de euros. Se trata de tres millones para un plan de empleo juvenil específico para barrios desfavorecidos; tres millones para acciones específicas para el establecimiento de mujeres como trabajadoras autónomas, y 40.000 euros para implantación del certificado de responsabilidad social de empresas.

Otra enmienda de Adelante aprobada se refiere a una partida para adquisición de vacunas. Este grupo planteaba en su enmienda que se destinaran 1,5 millones, si bien tras la transacción de los partidos del Gobierno, la partida quedará finalmente en 750.000 euros.

Las enmiendas de ambos grupos que no han salido adelante en el debate final han contado en todos los casos con el rechazo de PP-A, Ciudadanos y Vox. PSOE-A se ha abstenido en unos casos y en otros ha votado a favor de las enmiendas de Adelante, algo que también ha hecho este grupo en relación con las enmiendas socialistas.

INTERVENCIÓN GRUPOS

En la jornada de este jueves, los portavoces de los grupos también han hecho una valoración global de las cuentas ante el Pleno del Parlamento. Así, el diputado del PP-A Pablo Venzal ha valorado que estas cuentas son “sensatas” y reflejan un “cambio positivo” respecto a lo anterior, además de que están “provincializadas”. Además, ha defendido que con el Gobierno de Juanma Moreno se ha pasado en Andalucía “de un infierno a, cuanto menos, un purgatorio fiscal”.

De igual modo, se ha dirigido al grupo de Vox, que defiende que estos Presupuestos son de “transición” hacia los del “cambio” que deben ser los de 2020, para advertirles de que “los cambios se hacen poco a poco y despacio”, y hay “procesos legislativos y reformas que necesitan su tiempo”.

En representación de Cs, el parlamentario Carlos Hernández ha definido como “históricos para Andalucía” estos Presupuestos, que buscan “cambiar el rumbo” de la comunidad como “objetivo final”, ayudando a que se “potencie el tejido productivo”, haya empleo de “más calidad” y se “supriman trabas administrativas para quien quiera invertir y traer talento” a la región.

Ha subrayado que son “los primeros Presupuestos de un Gobierno no socialista” en la comunidad, por lo que, con este proyecto de ley, “se firma la alternancia democrática en Andalucía”, según ha defendido, al tiempo que ha valorado que el Ejecutivo de PP-A y Cs “está generando confianza y despertando el interés de inversores en sólo unos meses” de ejercicio.

Frente a ello, el parlamentario del PSOE-A y exconsejero de Economía y Hacienda Antonio Ramírez de Arellano ha señalado que estos Presupuestos “cortan las alas al crecimiento”, pese a que se han elaborado a partir de la “herencia” dejada por el anterior Gobierno socialista que ha permitido que la economía andaluza esté actualmente “más capitalizada” y tenga “un mayor peso industrial” tras experimentar un crecimiento “vigoroso” y un “aumento de la base empresarial”.

Según ha insistido el diputado socialista, los de 2019 son unos presupuestos “históricos” pero no en el sentido que defienden PP-A y Cs, sino porque “se han tenido que cerrar en Madrid y con la aquiescencia de la ultraderecha”.

El diputado de Adelante Andalucía José Luis Cano ha manifestado que su grupo ha intentado con sus enmiendas aportar su granito de arena para que las cuentas mejoraran, el objetivo de sacar un “euro mas” para los servicios públicos o para la creación de empleo. Ha indicado que estos presupuestos del nuevo Gobierno de PP-A y Cs serán recordados como otros presupuestos de la “década perdida y de la brecha de Andalucía”. “Impugnan las posibilidades de un fututo de igualdad para Andalucía”, ha apuntado Cano.

Por parte de Vox, el diputado Manuel Gavira ha argumentado que su grupo apoya estos Presupuestos porque cree que “Andalucía tiene que salir de la situación en la que está” y “no se puede parar”, pero ha avisado al Gobierno de PP-A y Cs de que su respaldo a estas cuentas es sobre todo “una declaración de intenciones de buena voluntad”, con la vista puesta en las cuentas de 2020.

En esa línea, ha insistido en la idea de que los Presupuestos del próximo año sí deben ser “los más importantes para esta tierra” y desde Vox van a someter con ellos al Gobierno a “la primera de las pruebas serias” que piensan lanzar para comprobar si de verdad se produce el “cambio de rumbo” que, a su juicio, “necesita” Andalucía. Por ello, ha pedido a PP-A y Cs que sean “valientes”, y les ha advertido de que Vox “no va a consentir que sean cobardes”.