Covirán impulsa prácticas eficaces de prevención de riesgos laborales

0

De cara a la gestión de trabajadoras embarazadas, existe un protocolo de actuación para asignar tasas de riesgo en base al puesto de trabajo y durante el ejercicio 2018 se han tramitado un 32% de bajas por riesgo durante el embarazo que en el ejercicio anterior. Igualmente, los trabajadores disfrutan de descuentos en seguros médicos, sesiones de fisioterapia, especialistas, etc. Y durante los reconocimientos médicos se realizan periódicamente pruebas adiciones como medición de la tensión ocular.

El Servicio Prevención Mancomunado Covirán da servicio a la totalidad de la plantilla y a los asociados que deseen adherirse al mismo; el crecimiento del servicio en el último año ha sido del 6,9 %, alcanzando a 823 supermercados.

En 2018 la formación de prevención ha consistido en cursos de manipulación manual de cargas, uso carretillas elevadoras y transpaletas eléctricas, primeros auxilios y uso de DESA (desfibriladores), uso de PVD, conducción segura de vehículos, planes de evacuación-simulacros y uso sistemas contraincendios, etc. En esta línea de prevención y promoción de la salud, aunque legalmente la Cooperativa no está obligada, se han instalado desfibriladores en los centros de Atarfe, Dos Hermanas, Santander, Coslada, Vitoria y en el centro comercial La Ilusión en Granada, por ello estos espacios son cardio-protegidos. Se realizan también algunas sesiones formativas de conducción de vehículos usando simuladores para representar situaciones adversas para la conducción.

Covirán ha sido premiada en 2018 por su trayectoria, voluntad y compromiso en este ámbito de la prevención de los riesgos laborales y en años anteriores ha sido premiada por sus buenas prácticas preventivas, por su labor en la educación y formación en estas actuaciones y por su bajo índice de siniestralidad laboral, una apuesta que Covirán renueva anualmente.

Las empresas deben garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores en todos los aspectos relacionados con el trabajo, dando prioridad a los principios de prevención, información y consulta a los trabajadores. Por tanto, la prevención de riesgos laborales debe estar integrada en el sistema de gestión de la empresa, desde la máxima dirección a toda la cadena de mando. Son los centros de trabajo los laboratorios reales que prueban si las políticas preventivas cubren necesidades reales.