Málaga Ahora critica que De la Torre está en contra del derecho a la vivienda

0

Concluye la legislatura más negra de Francisco de la Torre: no ha cumplido ni uno solo de los acuerdos plenarios propuestos por Málaga Ahora para garantizar el derecho a la vivienda, acosado por el auge de los alquileres vacacionales (24.000 camas en Málaga), las SOCIMI (sociedades con privilegios fiscales mediante las que los fondos buitres están multiplicando en Málaga los precios del alquiler de viviendas), las 10.700 viviendas vacías y los 150 inmuebles en manos de la SAREB, que De la Torre se niega a reclamar, entre otros factores.

La reciente modificación legislativa sobre la vivienda, en vigor por Real Decreto Ley desde este mes, si bien insuficiente ha aumentado las competencias municipales en esta materia. Así, recoge muchas de las medidas que Málaga Ahora ya había solicitado al equipo de gobierno en distintos plenos, casi siempre con el apoyo de la Corporación. De este modo, como ha explicado en rueda de prensa Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, el Ayuntamiento puede ahora recargar hasta en un 50% el IBI a las viviendas vacías (10.700), destinar una partida de las Inversiones Financieramente Sostenibles a la promoción y gestión de vivienda pública para alquiler social e incluso los servicios sociales pueden adjuntar un documento de vulnerabilidad económica que frene durante un mes los lanzamientos de inquilinos en riego de exclusión social. De la Torre, por tanto, con esta modificación legislativa se ha quedado sin excusas para seguir sin ejecutar todas esas medidas.

Así lo recoge la extensa moción que Málaga Ahora defenderá mañana en el Pleno, y en la que se hace un repaso exhaustivo a la situación de la vivienda en el conjunto del país y de Málaga, donde los últimos datos arrojan la cifra de 24.000 camas en oferta y unos mil alquileres fuera de los registros oficiales. Según el propio Observatorio de Medio Ambiente Urbano, en los últimos años «se han detraído más de 5.000 viviendas del mercado de alquiler residencial para potenciar el mercado de la vivienda y de apartamentos turísticos».

Son datos directamente relacionados con que el Instituto Municipal de la Vivienda haya concedido una ayuda al alquiler a 800 familias que, sin embargo, siguen si recibirla por la sencilla razón de que no encuentran una vivienda en la ciudad.

Esta alarmante situación torna aún más incomprensible la inacción del gobierno municipal, sobre todo cuando ha provocado que el precio del metro cuadrado construido haya pasado de 2.505 euros en el primer trimestre de 2018 a 2.992 euros en el mismo periodo de 2019, lo que supone una subida de un 19,44% en tan solo un año. Aumentan los hogares que destinan más de un 30% de la renta al pago de la vivienda y entran en situación de riesgo, lo que agrava las dificultades para cubrir el resto de necesidades básicas. De hecho, la brecha económica entre las rentas medias de las zonas más acomodadas de Málaga y las más humildes creció un 11%, cerca 3.000 euros.

Causantes directas de este aumento del precio del alquiler son las SOCIMI, vehículos financieros con enormes privilegios fiscales que permiten que los fondos buitre especulen masivamente con los hogares, cientos en el caso de Málaga, lo que está provocando subidas repentinas en los precios de hasta un 30%. Todo esto demuestra, en palabras de Torralbo, «que la situación actual de la vivienda no se debe a la ley de la oferta y la demanda, sino de intereses mercantiles y especulativos».

La moción que Málaga Ahora defenderá en el Pleno recoge una batería de doce medidas para frenar los alquileres vacaciones ilegales, controlar su expansión e implantación abusiva en edificios residenciales e imponer tasas específicas, además de que el Ayuntamiento haga uso de la potestad reconocida con la modificación legislativa en el cobro del IBI a viviendas vacías e inversión en parque público de alquiler social y en Alojamientos Transitorios de Emergencia, para acoger, entre otras personas, a mujeres afectadas por violencia machista. También pide firmeza a la hora de reclamar viviendas vacías a la SAREB, pues De la Torre solo ha conseguido la cesión de 6 de ellas, sobre un total de al menos 150. Igualmente, Málaga Ahora exigirá que las ayudas municipales al alquiler pasen de los tres años actuales a cinco. En cuanto a las SOCIMI, pedirá que el Ayuntamiento actúe como intermediario en los casos de compra de inmuebles y edificios por parte de estas sociedades, y de ese modo proteja a las inquilinas y salvaguarde sus derechos.

Gestión de residuos

Por otro lado, como ya adelantó ayer Rosa Galindo, candidata por Málaga Ahora en las próximas elecciones municipales, la formación municipalista también presentará una moción para que el Ayuntamiento se adapte a la normativa vigente en materia de gestión de residuos, toda vez que en Málaga no contamos con ningún programa de reutilización y el porcentaje de recogida selectiva supone solo el 6%.

Al mismo tiempo, Málaga Ahora suscribe una moción conjunta con el PSOE y Málaga para la Gente para que el Pleno censure al alcalde por la permisividad que mantuvo en el pleno urgente sobre la corrupción en Urbanismo con el fin de que vecinos instigados por la concejala Teresa Porras hostigaran a las concejalas y concejales de estos grupos, que en varios casos tuvieron que ser escoltados por la Policía Local.