¿POR QUÉ NO LO HACES?

0

Los saltos existenciales -cuando de repente logramos abrazar
un horizonte más amplio- no son exclusivos de los sabios, pues
tienen lugar en todas las vidas.

No debemos paralizarnos, por la falta parcial o total de objetivos,
por verlos tan lejanos que nos sentimos incapaz de llegar hasta
ellos con nuestras propias fuerzas.No es bueno, pasarse el día
soñando, mientras dejamos pasar la vida, esperando un tren que
nunca se detendría en nuestra estación.

Es bueno reconocer, lo gris que puede ser nuestra vida y todo
aquello que en realidad tenemos deseos de hacer. Es entonces
cuando nos debemos hacer la pregunta:¿Y por qué no lo hago?
Por obvia que puede parecer dicha pregunta tan simple, me
sorprendió.En el fondo, hasta entonces había pensado que
cualquier cambio debía venir de fuera