Amar nuestro regalo

0

El deseo de muchos, sería el tener una vida que los
haga reír a carcajadas. Sin desear llegar al final, o
al mañana incluso, dándose cuenta que la vida es
un conjunto de reuniones, refrescos, comidas, platos
sucios, y recibos por pagar.
Uno de los deseos, sería el comer ricos frutos frescos
en verano, y cantar en el coche en voz alta, con las
ventanas abiertas, acompañando sus canciones preferidas.
Pintar las paredes del cuarto, del color exacto del cielo.
Dormir entre sábanas agradables al tacto, ir de vez en
cuando a fiestas, donde encontrarse a gusto con
la gente allí reunida.
En momentos de sosiego, pasear por la lectura
de libros tan interesantes, que nos mantengan
embelesados.
Alegrarse de que la gente viva contenta, si ama su
regalo.