El exceso de información

0

Todas las especies, recogen y asimilan aquella información
esencial para su supervivencia.El águila, cuenta con una
poderosa visión de lejos, para detectar a sus presas desde
las alturas. En las cuevas de Eslovenia, vive una singular
salamandra de piel blanca, que carece de ojos, conocida
como “el pez humano”, no los necesita puesto que vive
en las profundidades subterráneas sin luz.
Solo si descartamos la información que no necesitamos,
lograremos centrar nuestra atención, en aquello que nos
es vital.En cambio , si nuestro cerebro recibe una lluvia
constante de estímulos, corremos el riesgo, de ahogarnos
en un mar de información, que seremos incapaces de
gestionar. El IFS ( Information Fatigue Syndrome) que
se traduce por síndrome de fatiga por la información.
La persona que lo sufre, experimenta, confusión mental,
angustia y miedo a colapsarse. Tenemos miedo a
desconectarnos del correo electrónico, o del móvil,por
no hablar de las redes sociales, como Facebook, o
Twitter, que generan toneladas de información que no
necesitamos.Esto se soluciona poniendo en su sitio
las verdaderas prioridades.