El auge de las puertas automáticas

0

Seguro que más de una vez has acudido a un centro comercial o a unos grandes almacenes y te has sentido realmente agradecido al ver que unas enormes puertas se abrían automáticamente ante ti. La pregunta es. ¿es esto pura casualidad?

Lo cierto es que no. Miles de empresarios han entendido a lo largo de los años que el confort de los compradores es un factor absolutamente necesario para mantenerles contentos y, de esta forma, asegurar las ventas.

Decenas de encuestas reflejan que los compradores suelen frecuentar más los locales con mayores comodidades, entre las que se encuentran este tipo de puertas. Se sienten absolutamente bienvenidos, pueden entrar sin tocar nada y automáticamente tienen una sensación de calidad respecto al establecimiento que bajo ningún concepto tendrían con una puerta tradicional.

Y lo mejor de todo es que con los años, las puertas automáticas se han ido refinando cada vez más y más. En la actualidad son muchísimo más eficientes, silenciosas y seguras.

 

¿Cómo han evolucionado las puertas automáticas?

Uno de los mayores factores de eficiencia ha sido el desarrollo de motores brushless, que reducen enormemente el ruido al abrir y cerrar las puertas en cuestión. Además, estos motores han supuesto un enorme avance en materia de ahorro y eficiencia energética.

La facilidad con la que usamos este tipo de puertas también ha mejorado enormemente dado que se han desarrollado novedosos interfaces de mando, con tecnologías realmente asumibles. Un ejemplo son las pantallas táctiles, que mejoran en gran medida la experiencia de uso por parte de los compradores.

También se han puesto en marcha diversos protocolos de red, con tecnologías inalámbricas para mejorar el confort de utilización y la facilidad de instalación. Cada vez es más sencillo instalar una puerta automática, con costes cada vez más asumibles y un control inalámbrico muchísimo más preciso y funcional.

 

¿Qué ventajas aporta tener puertas automáticas en nuestro local?

Varias ventajas son asociadas de forma directa al hecho de instalar puertas automáticas en nuestro negocio.

En primer lugar, se detecta una mejora radical en la higiene en los establecimientos, dado que las puertas convencionales son un foco realmente peligroso de bacterias, que a la larga pueden contagiarnos de enfermedades. Las puertas automáticas no necesitan contacto físico de ningún tipo, por lo que prevenimos este factor.

Por otra parte, con las puertas automáticas mejoramos en gran medida la seguridad de nuestro establecimiento. Esto es debido a que en la actualidad este tipo de puertas llevan incorporados precisos sensores de actividad, que inmediatamente pueden ser bloqueadas para no permitir el paso a ningún cliente o incluso avisar con una alarma en horas no comerciales.

Si lo que queremos es instalar esta mejora en nuestro comercio, una empresa veterana nos puede ofrecer soluciones personalizadas para todo tipo de puertas, pudiendo elegir la que más se adapte a nuestras necesidades.

Con unos profesionales de confianza con años de maestría en el sector podemos instalar debidamente puertas automáticas que le den a nuestro negocio el salto de calidad que seguramente necesita.