El pico del petróleo: recapitulando los últimos acontecimientos

0
Pico del petróleo. Imagen Pixabay.
Pico del petróleo. Imagen Pixabay.

La idea de que el petróleo pueda alcanzar un máximo de producción y comience a declinar, arrastrándonos a una crisis sin precedente, que no se detendrá nunca, es de tal importancia que sorprende el absoluto mutismo de los medios de comunicación en torno a este concepto.

Sin embargo, nos encontramos en un momento histórico fundamental, en el que el pico del petróleo resulta cada vez más evidente, pudiendo abordarnos en cualquier momento, si no estamos ya en ese momento. A continuación expondré una serie de acontecimientos recientes que pretenden demostrar que nuestro momento actual se encuentra en una situación crucial para el pico del petróleo.

Desde que comenzara la larga historia de explotación del petróleo, la producción ha mantenido una progresión creciente, con altibajos, crisis, conflictos y guerras. Pero un acontecimiento importante se produjo en la primera década del siglo XXI cuando, después de una fuerte subida de la producción, ésta se ralentiza en 2004 y entra en una meseta ligeramente ascendente, con un pico en 2008, pero que no pudo satisfacer la siempre creciente demanda, lo que desembocó en una crisis energética (recordemos el precio récord del barril de petróleo, el desabastecimiento, la limitación de la velocidad a 110 km/h, etc.) y, acto seguido, la crisis económica. No es casualidad, los precios altos del petróleo son causa de crisis económica, que comienza por sus puntos más débiles y en 2008 fueron las hipotecas subprime.

Producción de petróleo mundial en millones de barriles por día (mb/d). Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

En 2010 la misma Agencia Internacional de la Energía llegó a publicar que se había alcanzado en el año 2006 el pico del petróleo convencional (World Energy Outlook, 2010: pág. 48). Y aunque después se ha demostrado como falso, no es errado asignar a este momento un máximo relativo al petróleo convencional.

Producción de petróleo mundial según tipo y escenarios previstos en 2010. Fuente: World Energy Outlook, 2010 (Agencia Internacional de la Energía).

Y durante mucho tiempo los precios del petróleo se han mantenido bastante altos hasta que, a finales de 2014, cayeron bruscamente.

Precio histórico del barril de Brent. Fuente: https://datosmacro.expansion.com/

¿Qué sucedió aquí? Fue el momento en el que entró en escena otro actor, la fracturación hidráulica (fracking) de Estados Unidos. Esta técnica, que viene gestándose desde mucho antes, irrumpe bruscamente en este momento, tanto que tiró los precios por los suelos (menos de 30$ el barril de Brent en enero de 2016), lo cual causó a su vez que el propio fracking perdiera producción. Muchos han creído ver en esta bajada de precios una estrategia de Arabia Saudí para perjudicar al fracking, lo cual puede ser verdadero hasta cierto punto, puesto que tampoco beneficia a la misma Arabia Saudí. Así que lo más probable es que el fracking muriera de éxito.

Producción de petróleo ligero por fracking en los Estados Unidos. Fuente: Administración de Información de la Energía (EU).

Pero los precios bajos no perjudicaron a todas las regiones productoras por fracking. Una de ellas, la Cuenca Pérmica, entre Texas y Nuevo México, demostró ser capaz de producir de forma rentable aún con los precios del barril más bajos:

Producción de petróleo ligero en los Estados Unidos según su región de procedencia, expresada en barriles/día. Fuente: Administración de Información de la Energía (EU).

La Cuenca Pérmica se reveló como una región excepcional por una serie de características, como el haber sido ya una cuenca petrolífera anteriormente, por lo que cuenta con una serie de infraestructuras como oleoductos, refinerías, etc.; y presentar varias capas geológicas superpuestas que pueden ser aprovechadas por una sola perforación. La Cuenca Pérmica es, actualmente, la región de EU que produce más petróleo y, por lo tanto, una de las mayores zonas productoras del mundo.

Para ver hasta qué extremo está siendo importante la producción por fracking y, por extensión, la producción del petróleo no convencional, podemos separar ambos tipos de petróleo con una simple resta:

Producción de petróleo mundial en millones de barriles al día, incluyéndose también otros hidrocarburos líquidos. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.
Producción mundial de petróleo no convencional (mb/d). Los líquidos del gas natural (LGN) obtenidos por fracking han sido estimados según la producción previa al fracking. Los últimos datos de petróleo pesado también han sido estimados según la producción anterior. Fuentes: Agencia Internacional de la Energía, Administración de Información de la Energía (EU) y PDVSA (Venezuela).
Producción mundial de petróleo convencional (mb/d), obtenida al restar a la producción de petróleo total mundial, la producción de petróleo no convencional. Elaborado a partir de las gráficas anteriores.

Lo que se aprecia es que el aumento de la producción de petróleo mundial se debe casi exclusivamente al petróleo no convencional, y principalmente debido a la Cuenca Pérmica, mientras que el petróleo convencional se ha mantenido bastante estancando desde 2004, con el máximo relativo en 2006 como ya señaló la Agencia Internacional de la Energía. Tan sólo se aprecia un sorprendente repunte en 2015, con un máximo absoluto en 2016. Si hubiera que poner una fecha al pico energético del petróleo, podría ser, por esta razón, el año 2016. El pico del petróleo es, ante todo, un pico energético, lo que significa que, una vez alcanzado el máximo, por más petróleo (volumen) que extraigamos, no vamos a obtener más energía, porque el petróleo no convencional tiene un rendimiento energético mucho menor.

Y si ya hemos alcanzado el pico energético del petróleo, ¿cómo es que nos estamos manteniendo hasta la actualidad? Por las reservas de petróleo almacenado o inventarios (stocks). Esta sobreoferta de petróleo generada por el fracking elevó los inventarios a máximos históricos.

Debido a su mejor control, los inventarios de la OCDE son utilizados como referencia de las reservas almacenadas de petróleo y derivados. Desde 2015 los inventarios han aumentado considerablemente, alcanzando un máximo en marzo de 2017. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

Con esta excusa, la mayor parte de los países de la OPEP y 11 países de fuera de la OPEP, entre los que se encuentra Rusia, establecieron un acuerdo en Viena, que viene denominándose como la OPEP+ (Guinea Ecuatorial se incorporó posteriormente a la OPEP, por lo que también se conoce como OPEP+10), para recortar la producción en 1,82 mb/d desde comienzos de 2017, y eliminar el exceso de los inventarios hasta los niveles “normales”, que se entienden como la media de los últimos 5 años. Y es que un barril de 30$ ya no beneficia ni a los productores del petróleo convencional.

Y estos recortes no habrían tenido éxito si a mediados de 2017 (junio-agosto) tres países del acuerdo, Venezuela, Angola y México, no hubiesen entrado en un fuerte declive en su producción:

Producción de petróleo de Venezuela (mb/d). La línea roja marca el nivel recortado, la verde el nivel de referencia. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.
Producción de petróleo de Angola (mb/d). La línea roja marca el nivel recortado, la verde el nivel de referencia. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.
Producción de petróleo de México (mb/d). La línea roja marca el nivel recortado, la verde el nivel de referencia. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.
Producción de petróleo de la OPEP+ (mb/d). La línea roja marca el nivel recortado, la verde el nivel de referencia. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

Estos tres países pierden conjuntamente en su producción 90.000 b/d cada mes, elevando los recortes a 2,58 mb/d en abril. Este sobrecumplimiento del acuerdo, junto con las pérdidas de otros países, como los asiáticos, han compensado los aumentos de producción de EU, que vio resurgir el fracking con el aumento del precio del barril, manteniendo de esta forma la producción mundial de petróleo estancada durante un año (de junio de 2017 a mayo de 2018), lo que ha reducido los inventarios a niveles inferiores a la media de los últimos 5 años y ha elevado el precio del petróleo a niveles de finales de 2014, rozando los 80$ el barril de Brent.

Producción mundial de todos los líquidos del petróleo. El trazo rojo marca una producción estancada, desde junio de 2017 a mayo de 2018. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.
Inventarios de la OCDE en millones de barriles (mb) respecto a la media de los últimos 5 años. La disminución de los inventarios coincide con los recortes de la OPEP+, acelerándose a mediados de 2017. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.
Evolución del precio del barril de Brent ($). Desde finales de junio de 2017 se observa una progresión creciente del precio del barril. Fuente: https://cincodias.elpais.com/
Producción de petróleo ligero por fracking en EU (barriles/día). La producción alcanzó un máximo en marzo de 2015, disminuyendo la producción por lo bajos precios del barril. A principios de 2017 comienza a subir, coincidiendo con los recortes de la OPEP+, disparándose la producción a mediados de 2017, impulsada por un aumento del precio del barril. Fuente: Administración de Información de la Energía (EU).

Al acercarse el barril de Brent a los 80$, a finales de mayo, Rusia y Arabia Saudí rompieron el acuerdo de forma unilateral, a lo que se sumaron el resto de países un mes más tarde. Los motivos, no excluyentes, pueden estar en un intento por evitar la desaceleración de la economía mundial y para impedir el auge del fracking de EU. En principio, en la reunión de junio se acordó recuperar el nivel inicial de los recortes (1,82 mb/d), elevando para ello la producción en 1 mb/d pero sin establecer ningún reparto de cuotas entre países, lo que en la práctica se tradujo en una carrera contrarreloj para recuperar el nivel de producción inicial, previo al acuerdo. Únicamente Arabia Saudí contuvo su producción para evitar que el barril de Brent cayera de los 70$. Así que en el presente año, la única forma que ha habido para aumentar la producción de petróleo ha tenido que pasar irremediablemente por la eliminación total de los recortes de la OPEP+.

Por otro lado, EU se retiró en mayo del acuerdo nuclear con Irán, imponiendo las sanciones más duras, que afectarán también a quien haga negocios con este país. El objetivo del gobierno de Donald Trump no es otro que el de reducir a cero las exportaciones de crudo de Irán, que es el séptimo país mayor productor de petróleo del mundo, y que exporta más de 2,5 mb/d. Aunque estas sanciones no entrarán en vigor hasta el 4 de noviembre, muchos países y empresas ya están retirándose de Irán, por lo que desde mediados de agosto ha vuelto a subir el precio del barril de Brent, superando la cota de los 80$, cuatro meses después del aumento de la OPEP+. Aunque en el presente año ya se ha batido un máximo histórico de producción mundial, con 100 mb/d (puede que en septiembre, según los últimos datos de la Agencia Internacional de la Energía), está por ver si algún país será capaz de compensar el petróleo del país persa.

Evolución del precio del barril de Brent ($) en los últimos 6 meses. Fuente: https://cincodias.elpais.com/

 

Sobre el pico del petróleo, algunas lecturas recomendables:

En transición hacia un período de precios altos del petróleo (dos)

Hasta aquí hemos llegado (I)

Hasta aquí hemos llegado (y II)