Las denuncias del Ayuntamiento de Málaga a los bomberos esconden la incapacidad de gestión municipal

CCOO ha afirmado que “tras decenas de denuncias del Ayuntamiento a los bomberos de Málaga, se esconde la incapacidad para gestionar un servicio de extinción de incendios adecuado por los actuales responsables municipales”.

0

A raíz de las incidencias ocurridas el pasado día 27 de junio y la falta de personal del Servicio de Extinción de Incendios para atender dichos siniestros CCOO ha afirmado que “los gestores del servicio, en vez de analizar adecuadamente las causas de dicho problema y buscar soluciones, prefieren ocultar la deficiente dirección de los parques de bomberos, con una nueva cortina de humo, esta vez en forma de denuncia penal contra varias decenas de bomberos.”

“Con el máximo respeto a la actuación de los órganos judiciales y sin anticipar la decisión sobre el asunto, consideramos  que la falta de medios humanos y su deficiente gestión son la causa del problema y éste no se resuelve con denuncias penales, ni con la acción de la Justicia. La solución pasa por un plan de recursos humanos adecuado, con convocatorias periódicas de las plazas vacantes, una gestión profesional y mesas de negociación reales” afirma la organización sindical.

Según CCOO “la falta de planificación en los últimos años por parte del Ayuntamiento ha llevado a la disminución de la plantilla real del Cuerpo de Bomberos, y ello a pesar que durante los años de la crisis la ley ha permitido en la mayoría de años de dicho periodo la convocatoria de plazas, pero esto no se ha hecho con la debida diligencia y suficiencia, abocando al cuerpo de Bomberos a una carencia grave de efectivos humanos, y podría no garantizar adecuadamente la atención a los posibles siniestros, ni la seguridad de la ciudadanía de  Málaga”

Desde CCOO “pedimos que se reconduzca la situación, se vuelva a la mesa de negociación con buena fe, para solventar los graves problemas que padece el Cuerpo de Bomberos de Málaga y se abandonen las denuncias colectivas que no conducen nada más que a enquistar el conflicto laboral”.