El Bosque Urbano, necesario para descontaminar el suelo en los terrenos de Repsol

Los informes de la SAREB certifican que la alta contaminación de los terrenos impide cualquier tipo de construcción.

0
Los antiguos terrenos de Repsol están altamente contaminados. En esta ocasión no lo dice Málaga Ahora, que ya lo demostró en junio de este año, sino lo informes de la SAREB, el «banco malo», que se acaban de hacer públicos.

Málaga Ahora presentó los resultados de varias analíticas encargadas a diversos laboratorios homologados, pese a las trabas que trató de imponer el gobierno municipal. Es de recordar que en cuanto el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, tuvo noticia de esos análisis, el gobierno anunció que sancionaría a Málaga Ahora por haber tomado muestras sin permiso, un requisito innecesario al no tratarse de catas en profundidad. De paso puso en cuestión la profesionalidad de los laboratorios AQM e Hygienica.

Los resultados eran tajantes: tras 35 años de actividad de almacenaje de hidrocarburos, los terrenos presentaban índices de contaminación muy por encima de los legalmente permitidos en la actualidad para llevar a cabo cualquier tipo de construcción. En plena coincidencia con Málaga Ahora, los resultados que la SAREB, propietaria de parte de los terrenos, no dejan margen a la duda. No solo eso, sino que todos los expertos indican que, tal y como Málaga Ahora y la plataforma ciudadana por el Bosque Urbano no se han cansado de repetir, la manera más eficaz, y de lejos la más económica y segura, para la descontaminación es la “fitorremediación”, esto es, el uso de vegetales.

La importancia de los análisis de Málaga Ahora, refrendados por los de la SAREB, radica en que de este modo se pone freno a las intenciones del Partido Popular para construir un enorme complejo residencial, que incluye cuatro torres de apartamentos y un centro comercial, un proyecto para el que contaba con el apoyo de Ciudadanos siempre y cuando rebajara levemente su impacto. Por su parte, el resto de grupos en el Ayuntamiento, en absoluta sintonía con la plataforma por el Bosque Urbano, abogan por que los más de 70.000 metros cuadraros de estos terrenos en el distrito de Carretera de Cádiz se transformen en un gran pulmón para la ciudad.

La consulta ciudadana que De la Torre anuló.- Las tres concejalas de Málaga Ahora, acompañadas de miembros del Foro de Sostenibilidad de su formación, de algunos de la plataforma por el Bosque Urbano y de la parlamentaria andaluza de Equo en el grupo Podemos, Carmen Molina, han celebrado esta mañana que «pese los intentos por ocultar la información y los incumplimientos del alcalde, hoy el futuro bosque urbano de Málaga esté más cerca», en palabras de Ysabel Torralbo. A este respecto, la portavoz municipal de Málaga Ahora ha recordado que ya en enero de 2016 su formación consiguió que el Pleno aprobara por unanimidad una resolución para que la ciudad celebrara una consulta sobre el futuro de los terrenos y que el gobierno aceptara los resultados como vinculantes. En cuanto la plataforma comenzó a movilizarse «el alcalde no tuvo reparo en cancelar sin previo aviso la mesa que estaba preparando la consulta», del mismo modo que se había negado a cumplir distintas mociones sobre la descontaminación.

La contaminación de los terrenos es un problema de salud pública y medioambiental que hace inviable el proyecto de construcción y, por el contrario, aconseja la fitorremediación para su limpieza, primer paso de cara al ansiado bosque urbano. «Mover toneladas de tierra altamente contaminada conlleva riegos ciertos para la salud, y además el coste ascendería a varios millones de euros, por no mencionar los problemas de almacenamiento de esa tierra», ha concluido la parlamentaria Molina. .