Fuengirola incorpora señales para invidentes en paradas de autobuses y pasos de peatones

0

Los dispositivos acústicos y visuales han llegado ya a 17 marquesinas y 72 cruces. La señalización se ampliará progresivamente

Fuengirola se convierte progresivamente en una ciudad más accesible para las personas con algún tipo de discapacidad, como ha podido comprobar Málaga al día. En los últimos tiempos, se han incorporado señalizaciones acústicas en 17 paradas de autobuses urbanos. Además, se están adaptando los cruces semafóricos y pasos de peatones en los puntos más transitados de la ciudad, con el objetivo de mejorar la seguridad vial de los invidentes.

Isabel González, edil de Régimen Interior, ha  visitado una de las paradas donde ya se ha instalado este sistema de audio, como en otros 16 paneles de autobús de la ciudad. La intención, tal y como ha señalado, es que este servicio se vaya añadiendo de manera gradual al resto de soportes de esta clase. El municipio dispone de un total de 28, de manera que sólo faltan 11 por incorporar este sistema.

“El ayuntamiento de Fuengirola apuesta porque la ciudad sea cada día más accesible y una de las medidas que se ha tomado, gracias a las nuevas tecnologías, es implantar en las marquesinas unos sistemas acústicos que permiten a los invidentes o personas con visión reducida, a través de un mando que les proporciona o bien la ONCE o bien nosotros de forma totalmente gratuita, poder activar ese sistema para que el altavoz le dé información sobre la línea y los tiempos de espera”, ha indicado la edil, quien ha señalado que la inversión corre a cargo de la empresa concesionaria del servicio de zona azul Dornier.

Los paneles tienen un receptor de radiofrecuencia compatible con los emisores estandarizados. Por lo tanto, pueden ser accionados mediante los mandos a distancia que están homologados para que los invidentes accionen el audio de los paneles. “Estos mandos se pueden solicitar en el Ayuntamiento o en la ONCE, con quienes trabajamos bastante coordinados intentando incentivar y poner en marcha todas las medidas que ellos nos puedan proponer”, ha explicado González.

El funcionamiento es el siguiente: cuando la persona con discapacidad se encuentre en un radio de unos diez metros del panel, podrá pulsar el botón del mando a distancia. En ese momento, por el altavoz del panel sonará el siguiente mensaje: “Sistema de voz activado”. Así el usuario sabe que el panel está preparado para “decir” los tiempos de espera de los buses. A partir de ese momento y durante los siguientes cinco minutos, cada vez que la pantalla reciba un “refresco” con nueva información de tiempos de llegada, al mismo tiempo que la muestra en el display, la irá diciendo por el altavoz.

Pasados esos cinco minutos, deben de pulsar nuevamente el mando a distancia para volver a iniciar el proceso. La actualización de información (y por lo tanto la locución de los tiempos) se produce a intervalos de 20 segundos. La edil también ha recordado que el cruce semafórico que hay en la rotonda Marenostrum, frente a Mercacentro, cuenta con un sistema de audio que se puede activar a través de este mando y que ya se está trabajando en la incorporación de este servicio en otros semáforos.

Plan de acondicionamiento de pasos de peatones

Por otra parte, el concejal de Infraestructuras, José Sánchez, ha informado del  plan para que los pasos de peatones sean accesibles para personas invidentes o con escasa visión. Unos trabajos de adaptación que comenzaron en el mes de mayo y que hasta la fecha han mejorado un total de 72 pasos de peatones de la ciudad. “El objetivo es que en el mes de noviembre, que es cuando finalizan estos trabajos, se alcance el centenar de pasos de peatones en los viales principales de la ciudad”, ha explicado.

En concreto, según ha explicado el edil, los trabajos consisten en crear una franja perpendicular a los pasos en una solería distinta a la habitual. Además del color, la textura de las nuevas losas es distinta, de tal manera que una persona que vaya con bastón detecte, con el cambio de material, que ahí hay un paso de peatones. Las labores son desarrolladas por ocho empleados del programa autonómico 30+ (4 oficiales y 4 peones), quienes estarán dedicados a este trabajo seis meses. La intención es que queden terminados al menos todos los pasos del vial central que cruza Fuengirola. “Es de justicia tratar de ponérselo un poco más fácil a aquellos que lo tienen más difícil”, ha indicado Sánchez.

Un trabajo constante por la accesibilidad

Pero además de esta iniciativa el Ayuntamiento lleva a cabo otras medidas para que el municipio gane en accesibilidad. Además de aumentar las aceras hasta que tengan una anchura de al menos 1,5 metros en cada obra que se realiza y de la colocación de rampas a cota cero, se han instalado sistemas sonoros en algunos semáforos del centro que cuentan con un mando que permite controlarlos y que está a disposición de los invidentes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí