MÁXIMAS

0
45

Nadie, absolutamente nadie, puede sentirse dueño
de nuestra felicidad, por esa sencilla razón, no debemos
entregarnos a alguien inmerecido.
Somos libres, no pertenecemos a nadie, por lo tanto,
nuestros deseos y voluntades nos pertenecen.
¡Tan sólo tú, eres la razón de tu propia vida!!.
Cuando sientas un vacío en el alma, a pesar de creer
que lo tienes casi todo, intenta guardar tus pensamientos
para tus deseos,y limítate a buscar lo bueno que tienes
en tu interior.
Nunca jamás, te marques un objetivo, que esté muy
lejano, abraza los que tienes a tu alcance hoy.
¡No pienses mal de ti,procura ser tu mejor amigo!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí