No caben3

0

El gato tiene siete vidas y la persona, tres; la vida soñada, la que se nos impone y la que dejamos atrás. El estudiante que sueña con culminar una carrera universitaria debe elegir en el Bachillerato ya entre varias opciones. Ha de ser coherente al escoger las asignaturas y renunciar en la mayoría de los casos, por ejemplo, a la vida laboral, pues cualquier carrera es un amante exigente que requiere dedicarle la mayor parte del tiempo.
Tras las pruebas de Selectividad, el estudiante debe superar el primer escollo, que alcance la nota de corte. Si obtiene esa media para matricularse en la facultad que desea, asciende su primer peldaño hacia el sueño. Sabe que la vida universitaria será dura; ha de esforzarse en el estudio, quitar horas a la familia, a amigos, o al ocio, a cambio de escasas recompensas momentáneas. Sin embargo, confía en que vale la pena luchar por lograr su objetivo.

Acercándose las fechas de exámenes aumenta el estrés, la fatiga, el cansancio, el tiempo dedicado a estudiar o realizar trabajos. No basta aprender, debe demostrar al profesor que merece aprobar. Para obtener un rendimiento positivo, el estudiante busca lugares idóneos como la biblioteca, donde el silencio y ambiente es propicio para conseguirlo. Pero encontrar un hueco se hace, a veces, complicado; suele estar abarratoda y el horario resulta escaso. Por ello, los alumnos piden que se dedique más espacio y tiempo. Una mejora alcanzable si se decidiera con inteligencia.
Encontrar un sitio libre resulta poco menos que una proeza pasada la primera hora y si la persona tiene la suerte de encontrarlo, en cuanto se despista un momento, ya está ocupado por otra. Por ello, un grupo de alumnos de primero de Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Málaga, Laura, Alejandra, Ángela, Álvaro y Juan han puesto en marcha la campaña No caben3, con dos objetivos, como trabajo para superar con éxito la asignatura de Comunicación y Sociedad y, a la vez solicitar más espacio y horario para estudiar en bibliotecas en condiciones más idóneas.

Como en una relación amorosa, ellos reivindican que en un sitio diseñado para dos estudiantes No caben3. Reclaman espacio digno y horario más amplio. Este grupo está promoviendo su campaña a través de redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y WordPress) realizando una encuesta y recogiendo firmas a pie de calle. Con ello desean cumplir un sueño, que su campaña reciba un apoyo suficiente para presionar al responsable y que amplíe el espacio y el horario de apertura. Soñemos, pues, que dejen de ponerse trabas al saber favoreciendo iniciativas como esta, que donde solo caben dos, No caben3, y menos, cuatro o cinco…

https://www.facebook.com/nocaben3uma/

https://www.instagram.com/nocaben3uma/