Trump firmó un decreto para «mantener a los terroristas islamistas radicales fuera de Estados Unidos»

En el Salón de los Héroes del Pentágono, después de asistir a la jura del general James Mattis como secretario de Defensa, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó hoy dos decretos, uno para mantener Fuerzas Armadas "cuya fuerza nadie pueda cuestionar", y otro que extrema los filtros para "proteger al país de la entrada de terroristas extranjeros".

0
39

En el Salón de los Héroes del Pentágono, después de asistir a la jura del general James Mattis como secretario de Defensa, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó hoy dos decretos, uno para mantener Fuerzas Armadas «cuya fuerza nadie pueda cuestionar», y otro que extrema los filtros para «proteger al país de la entrada de terroristas extranjeros».

Antes de tomarle juramento a Mattis, a quien definió como un hombre de «acción total» además de elogiar ampliamente su carrera militar, Trump se reunió con el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Joseph Dunford y con otros miembros de la cúpula militar.

Con ellos trató, en su primera visita al Pentágono, la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) y las opciones para intensificar la batalla contra el «terrorismo» en Oriente Medio.

Los dos decretos cumplen con promesas reiteradas de la campaña electoral.

Por el primero, Trump espera «reconstruir las Fuerzas Armadas» de EEUU y aumentar el número de «aviones, navíos y recursos» para la defensa del país a través de un «plan» que las haga incuestionables en el mundo entero.

El mandatario reconoció que la orden depende de que el Congreso, de mayoría republicana, apruebe los presupuestos de Defensa que presente la Casa Blanca, aunque confió en que «estarán muy contentos con él», informó la agencia de noticias EFE.

Por otro lado, el objetivo del decreto sobre escrutinio y filtro de extranjeros pretende «mantener a los terroristas islámicos radicales fuera del país», para garantizar que «no se admita en el país la misma amenaza contra la que nuestros soldados luchan en el extranjero».

En una entrevista emitida anoche en Fox News, el presidente estadounidense aseguró que acabará con las «sucias ratas» del islamismo radical.

Trump ya se había pronuciado en contra de los inmigrantes musulmanes.

Trump reiteró, respecto a la lucha contra el extremismo islámico, que cree en el uso del «ahogamiento simulado» y se mostró favorable a su uso, porque está «un paso por debajo de la tortura», aunque reconoció que si su equipo su opone él seguirá ese consejo.

De hecho, hoy se allanó a la oposición del propio Mattis. «Él (el general James Mattis) ha dicho públicamente que no cree necesariamente en la tortura y la asfixia simulada (‘waterboarding’)», dijo Trump en una conferencia de prensa conjunta con la primera ministra británica, Theresa May, antes de ir al Pentágono.

En esta primera semana de mandato de Trump, Washington ha mantenido sin interrupciones las misiones de bombardeos contra posiciones del EI en Siria e Irak, así como las misiones de asesoría de las Fuerzas Armadas iraquíes sobre el terreno en sus avances hacia Mosul, parcialmente bajo control yihadista.

El segundo decreto ya fue cuestionado extensamente, especialmente porque discriminaría a los musulmanes y la Constitución de los Estados Unidos prohíbe taxativamente hacer ese tipo de distinciones.

A los críticos de la política migratoria de Trump se sumó hoy en México, calificándola de xenofóbica y lesiva para «los derechos humanos de todos los seres humanos», el líder del izquierdista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador.

López Obrador anunció además que el 12 de febrero hará una gira por varias ciudades de Estados Unidos contra la política migratoria del nuevo presidente estadounidense, empezando por Los Ángeles y culminando en Nueva York.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí