Compartir este artículo

Andalucía

La Junta pide 544 millones para reforzar la red de transporte eléctrico

La Junta pide 544 millones para reforzar la red de transporte eléctrico

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la propuesta de inversiones para el desarrollo de la red de transporte de energía eléctrica en Andalucía para el periodo 2025-2030 que la Consejería de Industria, Energía y Minas ha presentado ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y Red Eléctrica de España (REE) como gestor de la red de transporte del sistema eléctrico.

La propuesta de la Junta de Andalucía se ha realizado en función de cuatro premisas: el aprovechamiento del abundante recurso renovable del que dispone la comunidad andaluza; para atender la creciente electrificación y dar respuesta a la movilidad eléctrica, a la economía del hidrógeno verde y a proyectos industriales que necesitan un gran consumo; para reforzar las interconexiones con otras comunidades para la evacuación de la producción renovable y nuevos desarrollos industriales; y la localización de iniciativas tractoras de inversión y empleo que fijen población y vertebren el territorio, favoreciendo el desarrollo socioeconómico de la región.

Tomando como base esos objetivos, Andalucía ha solicitado al Gobierno central la construcción de seis subestaciones, 88 nuevas posiciones (incluidas ampliaciones de subestaciones) y ocho nuevas líneas de doble circuito en la red de transporte como principales actuaciones sobre la red de transporte del sistema eléctrico, que suponen una inversión de 544 millones de euros a ejecutar en el periodo entre 2025 y 2030.

Si bien la petición de la Junta de Andalucía incluye inversiones en todas las provincias asegurando un desarrollo territorial equilibrado, se han solicitado infraestructuras que tienen gran impacto en cuatro áreas geográficas con mayor déficit de inversiones que abarcan a 199 municipios, entre los que se incluye sólo una capital de provincia (Jaén) y 23 municipios de más de 15.000 habitantes, y que atenderían al 18% de la población andaluza, representando el 35% de la superficie de Andalucía.

Tendidos eléctricos

En concreto, estos cuatro bloques se corresponden con la conexión Baza-Úbeda-Manzanares (Castilla-La Mancha) en la provincia de Jaén, para dar apoyo a la distribución y a la generación de renovables en el sur de Jaén (Mazuelos) por ser una de las zonas que cuenta con menos infraestructuras; la conexión Lancha-Peñarroya-Maguilla (Extremadura) en la provincia de Córdoba, donde además se piden desarrollos en Los Pedroches y Alto Guadiato, y un nuevo eje de interconexión con Sevilla; la conexión Costa de la Luz-Puebla de Guzmán-Brovales (Extremadura) en la provincia de Huelva para la evacuación renovable y atender la demanda de la Faja Pirítica; y la conexión Arcos-Cartuja y otras actuaciones para mejorar la seguridad del suministro, dar respuesta a proyectos industriales y renovables en la provincia de Cádiz.

Además de las anteriores infraestructuras, también se han solicitado inversiones para el resto de las provincias andaluzas como, por ejemplo, en Málaga y Granada una nueva línea para mejorar la seguridad del sistema y atender el crecimiento de la comarca de la Axarquía y de la Costa Tropical; en Sevilla una nueva conexión estructural de 400 kV que incrementará el mallado de la red, hará aflorar nueva capacidad de evacuación renovable y permitirá el acceso a nuevas demandas industriales; y en Almería la Junta de Andalucía ha exigido la ejecución de las actuaciones ya comprometidas en la anterior planificación para dar robustez al sistema en la provincia y que no se han ejecutado, además de la ampliación de posiciones en varias subestaciones para atender renovables y proyectos industriales.

A esos 544 millones de euros deberá sumarse, además, el valor de las infraestructuras estratégicas que asuma el Ministerio de forma directa, como las necesarias para el desarrollo ferroviario por parte de ADIF, así como las actuaciones contempladas para Andalucía en la planificación energética 2021-2026 -en vigor- que aún no han sido ejecutadas, que suponen una inversión estimada de 282 millones de euros.

Andalucía parte de una clara situación de desventaja respecto a otras comunidades autónomas, ya que la densidad de la red de transporte se sitúa un 40% por debajo de los valores medios peninsulares, contando con 742 kilómetros de red por millón de habitantes frente a los 1.242 kilómetros de media, según los datos a cierre de 2022.

La Consejería de Industria, Energía y Minas ha abierto este proceso a la participación de todos los actores interesados como las empresas de transporte y distribución, las pequeñas distribuidoras agrupadas en CIDE, los promotores de proyectos renovables y al sector industrial demandante de nueva electrificación. Como resultado de este procedimiento público de consulta se han recopilado 222 peticiones, de las cuales 168 corresponden a proyectos de demanda con una potencia demandada total de 17.842 MW; 37 de generación renovable, que suman 3.415 MW; y 17 proyectos de almacenamiento con una potencia de 4.886 MW.

Criterios para decidir las actuaciones

Como principales novedades para priorizar sus actuaciones en este nuevo periodo de inversión 2025-2030, el Ministerio ha establecido la garantía de suministro para nuevos proyectos de almacenamiento energético, para aquellas iniciativas orientadas a la descarbonización de la actividad industrial y las enfocadas al desarrollo de la cadena de valor industrial.

Además, incorpora que los nuevos desarrollos de la red de transporte deberán dar respuesta a la cohesión territorial, el reto demográfico y la transición justa, un criterio de especial relevancia para Andalucía. Estas novedades se suman a la prioridad establecida en la planificación anterior de evacuar la generación renovable para avanzar en la transición del sistema energético.

De este modo, para construir su propuesta, Andalucía ha tenido en cuenta el planteamiento realizado desde el Ministerio, que está además alineado con la política energética e industrial andaluza, en su apuesta por el despliegue de las renovables, como arroja que la comunidad sea la tercera región española con más potencia verde instalada, con un total de 11.803 megavatios (MW).

Además, la región está brindando un fuerte apoyo al desarrollo de actividades fuertemente conectadas con la transición energética como la producción de hidrógeno renovable. Y, adicionalmente, a través del Plan CRECE Industria, que busca la transformación de Andalucía mediante la diferenciación como región industrial, se han puesto en marcha 19 planes de cadena de valor de sectores industriales en los que la energía ocupa un lugar muy importante.

Andalucía quiere contribuir activamente a los objetivos del PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima) aportando casi el 25% del objetivo de 105.000 nuevos MW de renovables en España para 2030, una actualización que sigue pendiente de aprobación definitiva por el Gobierno de España.

El pasado 23 de diciembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Orden TED/1375/2023, de 21 de diciembre, por la que se daba inicio al nuevo proceso para el desarrollo de la red de transporte para el sistema eléctrico para el periodo 2025-2030 mediante al cual el Ministerio para la Transición Ecológica solicitó a las comunidades autónomas que le remitieran sus propuestas antes del 31 de marzo de 2024. Andalucía presentó formalmente su propuesta el pasado 27 de marzo.

Sigue nuestras Noticias

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir a la barra de herramientas