- Publicidad -
Inicio Cultura Arte Emoción y Frida – Erik Rivera y Carmen Aranda Jurado

Emoción y Frida – Erik Rivera y Carmen Aranda Jurado

0
Vamos por la tercera exposición, María Esther Beltrán Martínez y Pilar Hernández Oriente presentan este proyecto colectivo mexicano-español con gran parte de las obras reunidas de los artistas Erik Rivera y Carmen Aranda Jurado.
Los artistas Erik Rivera, “El niño  terrible” y Carmen Aranda Jurado se unen para interrogar  al espectador tras crear y abrir un diálogo entre México y  España, arte figurativo y abstracto en la Sala Mare Nostrum  de El Rincón de la Victoria.
En esta exposición, que consta de más de 30 óleos y acrílicos,  profundizaremos en los términos «emoción», “mirada” y  “color”.
Frida Kahlo es una de las artistas que más admiro debido a  su capacidad de superación. Nuestras identidades son bien  distintas, pero la emoción de la obra me conecta con ella.
En su cuadro «Autorretrato con traje de terciopelo», de 1926,  muestra a una Kahlo adolescente. Ella creó esta obra a partir  de una fotografía que le hizo su padre, Guillermo Khalo. Quiso  regalársela a su novio de aquel entonces, Alejandro Gómez  Arias, aunque poco después terminó su relación. Se retrata  a sí misma en plano medio, con un traje de terciopelo amarillo  y rojo rodeada de un vasto mar, que para ella significaba la vida.
Los ojos de los niños se suelen representar abiertos llenos  de brillo y curiosidad y nada cansados, ya que la vida les  aguarda.
Estos ojos infantiles nos fascinan. La mirada en el arte se convierte en aspecto retratado pero también en un espejo de la persona retratada, en este caso, de El niño terrible. En ella se nos muestran las propias cuestiones que el artista se plantea a lo largo de su vida con sus figuras andróginas y el profundo estudio sobre las construcciones sociales de los roles de género que realiza. Admira, y hace suya la obra de Frida Kahlo.
Es posible afirmar que la historia personal o la vida íntima de Carmen Aranda Jurado se ve reflejada en su obra, al momento en que identificamos colores a los que recurre frecuentemente, dando sentido y coherencia a su discurso conceptual con su propia historia. Hay un paralelismo entre la vida de Frida Khalo y Carmen Aranda Jurado, ambas son dos fuerzas de la naturaleza.
- Publicidad -

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil
Ir a la barra de herramientas