Con fuerte gesto político en favor de Ucrania, arrancó el Festival de Cannes

0
59

Con un fuerte gesto político hacia Ucrania, con un discurso en vivo desde su país por parte del presidente Volodimir Zelenski que se transmitió en la pantalla del Gran Teatro Lumiere para repudiar la invasión rusa comenzada el 24 de febrero de 2022, el Festival de Cannes abrió hoy su 75ta edición.

Zelenski habló de la libertad del cine pero también de la invasión liderada por el presidente ruso Vladimir Putin, las muertes, los civiles desahuciados, las torturas, los desplazados de las ciudades sitiadas y la soberanía avasallada de su pueblo.

«Como en aquella época, hoy se libra una batalla por la libertad», dijo Zelenski en alusión al primer festival de Cannes, que se llevó a cabo en esa ciudad del sureste de Francia en 1946, apenas un año después de la Segunda Guerra Mundial.

En una alocución con varias referencias cinematográficas, el presidente ucraniano mencionó a Charles Chaplin y su filme «El gran dictador», una sátira contra el nazismo y Adolf Hitler.

«Necesitamos a un nuevo Chaplin que demuestre que el cine no está mudo», dijo y enseguida se preguntó: ¿Permanecerá callado o alzará la voz? ¿Puede el cine quedarse al margen de esto?» y concluyó afirmando que «el odio acabará desapareciendo, los dictadores morirán».

Antes de esa intervención sorpresiva que dejó helada a la platea del máximo auditorio de Cannes y marcó la posición del festival respecto del conflicto bélico que sacude a Europa, la alfombra roja del festival había vuelto por sus brillos habituales después de dos años de pandemia, con flashes a repetición sedas, transparencias, vestidos con miriñaques, sacos, moños, corbatas, joyas, volados y grandes personalidades del cine francés y mundial.

Con el mar Mediterráneo de fondo, música pop electrónica y DJ, las figuras del cine volvieron a Cannes este año para recuperar la ceremonia del cine, el glamour y los negocios del entretenimiento cinematográfico, una de las ruedas que hacen girar al mundo.

La actriz norteamericana Julianne Moore, que fue la encargada de dejar oficialmente inaugurada esta edición de Cannes fue una de las más requeridas en la pasarela por la que desfiló con un escotado vestido negro de encaje y amplia caída y gargantilla de plata coronada por una esmeralda en el medio como accesorio.

La franco argentina Berenice Bejó, protagonista del filme de apertura «The Final Cut» y esposa de su director Michel Hazanavicius, fue otra de las atracciones de la Croisette con un vestido fucsia con brillos, ceñido arriba, con los hombros al aire y que remató en un par de pantalones, luciendo el pelo recogido con rodete y dos aros plateados que simulaban dos plumas.

Sigue nuestras Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí