La lengua de signos es algo que deberíamos aprender todos

0
275

La ‘tiktoker’ de Vitoria Belén Santo aboga por extender la lengua de signos a la sociedad tras contar en un vídeo el emotivo detalle que tuvo con un niño con discapacidad auditiva mientras estaba trabajando en una tienda de golosinas de la capital vasca.

La joven dependienta Belén Santo ha arrasado en los últimos días en las redes sociales con la difusión de un vídeo que cuenta con más de 5 millones de reproducciones en TikTok, donde relata cómo aprendió algunas palabras en la lengua de signos para comunicarse con un cliente de 7 años.

Cuando entró a trabajar en la tienda de golosinas le avisaron de que algunos menores se dedicaban a robar y que tenía que estar pendiente de ellos. Un día se dio cuenta de que había un niño que no paraba de mirarla, hasta que se percató de que llevaba un audífono.

A raíz de ese momento, la joven aprendió la lengua de signos con una cuenta de la plataforma TikTok de un chico cuya pareja es sorda y publica todo tipo de vídeos sobre este colectivo. También contactó con una chica de Vitoria que está estudiando un curso de lengua de signos para poder comunicarse mejor con el niño.

Uno de esos días en los que el pequeño se acercó a la tienda, Belén Santo le recibió preguntándole cómo estaba y la reacción del pequeño fue de emoción, a lo que ella siguió con un “gracias”. Como no era capaz de mantener una conversación, pidió ayuda a sus seguidores para poder decirle que ella no era sorda.

La repercusión de esta historia ha sido tal que la joven ha recibido la propuesta de realizar un curso de lengua de signos en una escuela especializada, según contó a Servimedia. Además, reconoció que le gustaría que le hubiese llegado al pequeño la repercusión que gracias a él está teniendo y que esto sirva para ayudar a otras personas que se encuentren en esta situación.

La joven aseguró que, durante la pandemia, en más de una ocasión, pensó en lo complicado que debía ser para las personas con discapacidad auditiva poder leer los labios con la mascarilla. Admitió que utilizaba una mascarilla que le permitía que se vieran los labios y que fuese más fácil la comunicación con estas personas, pero que no podía usarla con asiduidad.

«Me encantaría que el peque se haya enterado de la historia sobre él, que le haya llegado la repercusión”, explicó, y que gracias a las visualizaciones del vídeo haya ayudado a visibilizar la importancia de conocer el lenguaje de signos para la inclusión de este colectivo.

(SERVIMEDIA)

Sigue nuestras noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí