CSIF pide a la Junta la instalación de purificadores de aire en todas las aulas y que facilite mascarillas FFP2 al conjunto del profesorado

0
96

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, primera fuerza sindical de la
enseñanza pública en la comunidad andaluza, ha reclamado a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta que extienda la instalación de purificadores y medidores de la calidad del aire en las aulas de todos los centros educativos públicos de la comunidad, facilite mascarillas FFP2 al conjunto del profesorado y realice test de antígenos semanalmente.

Con esta batería de medidas, que aún no ha tomado la Administración educativa andaluza,
se daría cumplimiento al deber del empresario de protección de los trabajadores recogido en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Según un sondeo realizado por el sindicato, el 80% de los docentes malagueños dice que
no dispone de purificadores en sus aulas y que el 82% no cuenta con medidores de CO2. Sólo tres de cada diez encuestados manifiesta contar con alguno de estos dispositivos, cuya instalación como medida preventiva frente a la Covid-19 consideran positiva el 88% de los participantes en esta encuesta.

El sindicato, a través de su campaña #CSIFxAulaSegura, lleva más de un año reclamando que la Junta provea de medidores de la calidad del aire y de purificadores y los haga extensibles a todos los centros educativos públicos andaluces.

CSIF Educación Málaga viene reclamando desde el curso pasado apoyo también a las
corporaciones locales para que los centros escolares pudieran contar con filtros HEPA
(High Efficiency Particulate Air) o con dispositivos de purificación de aire portátiles, como medida preventiva adicional a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas, ante las bajas temperaturas.

Aunque hubo corporaciones locales que respondieron positivamente y adquirieron este tipo
de aparatos, CSIF subraya que debe tratarse de medidas generalizadas y universales de
protección por parte de la Administración en todos y cada uno de los centros frente a la
Covid-19. Según el sondeo del sindicato, entre los docentes que aseguran contar con
purificadores o medidores de CO2 en su centro, estos dispositivos han sido aportados por “corporaciones locales, AMPAS u otros”.

A este respecto, CSIF Educación Málaga lamenta que desde la Administración educativa
se hayan puesto todas las reticencias y obstáculos posibles para que los citados aparatos, cuya eficacia ha sido constatada científicamente, se adquirieran y sufraguen a iniciativa de las asociaciones de madres y padres, o bien a cargo de los gastos de funcionamiento de los propios centros.

Ante esta realidad, CSIF exige el suministro generalizado de mascarillas FFP2 o FFP3, cuya mayor eficacia en la protección contra la propagación del virus entre las personas en espacios cerrados también ha quedado demostrada científicamente, al tiempo reclama la realización de test entre alumnado y profesorado con periodicidad semanal como medida preventiva y de contención del virus.

La central sindical insta a la Administración a cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales dotando de los dispositivos preventivos los centros educativos, como ya han hecho otras comunidades autónomas, que está siendo más proactivas y están facilitando los citados medios que se ha demostrado científicamente que funcionan como medidas de seguridad frente al virus.

Sigue nuestras Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí