Retirar el plomo contaminante de la playa de La Misericordia

El PSOE consigue un acuerdo para retirar el plomo contaminante de la playa de La Misericordia y hacer más verdes los colegios

0
220

Con dos mociones socialistas en la comisión de Sostenibilidad Medioambiental, la viceportavoz del grupo Begoña Medina gana el respaldo del resto de partidos para retirar materiales contaminantes que el temporal deja al descubierto en el litoral de la ciudad, a la vez que impulsa cambiar “el uso del hormigón y del cemento por el incremento de zonas verdes y árboles en el patio de los colegios”

La viceportavoz socialista, Begoña Medina, se ha ganado el apoyo de todos los grupos municipales para sacar adelante los puntos importantes de dos mociones socialistas durante la comisión de Sosteniblidad Medioambiental, relativas a la mejora del estado del litoral malagueño y para renaturalizar los centros educativos. A instancias del PSOE, el Ayuntamiento de Málaga llevará a cabo un acuerdo entre administraciones para la retirada del plomo en la playa de La Misericordia, que aparece tras los temporales procedente de la antigua fábrica, “además de una gran cantidad de restos de residuos, enterrados en la arena”, procedentes de esta explotación como piedras con filos cortantes, hierros oxidados y que salen a la luz tras borrascas.

El objetivo es “eliminar cuanto antes estos restos, porque existe un posible riesgo para la salud de los usuarios de la playa”. Además, Begoña Medina ha sacado adelante un punto para crear “un Pacto por el Litoral de la ciudad de Málaga, reconociendo la importancia de este espacio tanto para el uso y disfrute de la ciudadanía, su valor ambiental y paisajístico y su relevancia económica en cuanto a generador y atracción de empleo y riqueza”. Sin embargo, PP y Ciudadanos no han apoyado la petición de la socialista para incrementar los medios para estabilizar las playas tras los temporales, así como conocer el estudio del año 2018 sobre el estado de la arena en la zona donde se encuentran los restos de la antigua fábrica de plomo.

Sí que ha salido adelante un punto de la moción socialista para pedir al Gobierno central que se garantice el destino de fondos europeos para procurar la estabilidad de las playas tras los vendavales. “De lo que se trata es de mantener el estado y conservación de un bien muy preciado para la economía de nuestra ciudad, las playas de Málaga, un litoral que ciudadanos y turistas deben disfrutar en plenas garantías de seguridad para la salud”. Para la socialista, se hace “muy necesaria una estrategia para la protección de todo el litoral malagueño que permita playas en condiciones óptimas, un plan en el que remen todas las administraciones públicas para que nuestras playas sean la mejor carta de presentación sobre todo cuando hay hitos en el horizonte como la Exposición Internacional de 2027”, ha zanjado sobre este asunto.

Convertir los colegios en oasis verdes

Durante la comisión de Sostenibilidad Medioambiental, la viceportavoz socialista también ha sacado adelante una apuesta por convertir los centros educativos en “oasis vegetales para aumentar la calidad de vida de los estudiantes en horario lectivo”. Con tan sólo un punto votado en contra por PP y Ciudadanos, Begoña Medina ha conseguido el apoyo para una propuesta de renaturalización de colegios “incrementando las zonas verdes y los árboles, además de construir cubiertas vegetales en los tejados de los edificios como oasis naturales, en vez de imponer más cemento y hormigón en el entorno”.

“Introducir más verde en los 99 colegios públicos de la ciudad, con zonas de sombra en los patios y la construcción de cubiertas vegetales en los edificios para abrigar las aulas es una manera respetuosa con el medio ambiente porque se reducir el gasto de luz, convirtiendo el entorno en un oasis de sostenibilidad”, ha insistido Begoña Medina, con un texto que se ha ganado el apoyo municipal en su mayoría. Además, “se gana en calidad de vida para la comunidad educativa” por la absorción que los árboles hacen del CO2 de los vehículos a motor. “Además de las ventajas evidentes parta la salud como la purificación del aire y la enseñanza que ofrecemos a los niños y niñas, trabajaremos por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030”.

“El Ayuntamiento puede y debe estudiar la aplicación de proyectos medioambientales en las aulas para minimizar los efectos de la contaminación, tanto acústica como de partículas nocivas, mejorando nuestro entorno y la salud de los estudiantes malagueños”, ha agregado Begoña Medina. La socialista ha recordado además que “de los 99 centros de la ciudad de Málaga en sus 11 distritos sólo hay 27 con placas fotovoltaicas, pese a que los beneficios de su instalación son incontables”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí