La movilidad ferroviaria en Málaga sigue sangrando

0
116

Hoy se suspenden doce trenes de cercanías en la línea Málaga Fuengirola y para mañana 12 de octubre está prevista la supresión de al menos otros doce.

No ha hecho falta mucho tiempo para que se demuestre que los titulares grandilocuentes tras la desconvocatoria de huelga del Sindicato de Maquinistas son solo humo y declaraciones de intenciones, a las pruebas nos remitimos. Hoy RENFE alega circunstancias técnicas para intentar justificar las supresiones de trenes por falta de personal y no van a poder tener la excusa de huelga para culpar a las/os trabajadores y a CGT hasta el próximo día 22 de octubre, importante periodo de tiempo para disipar todas las dudas sobre el tan afamado acuerdo que cada día que pasa se parece más a una sesión de fuegos artificiales.

Las OSP (Obligaciones de Servicio Público) son circulaciones de trenes mínimas para garantizar la movilidad esencial de la población, contratadas por el Ministerio de Transportes con  RENFE, por las que la empresa pública percibe subvenciones de los impuestos de toda la ciudadanía, unas subvenciones que han sido cobradas pese a que en Málaga se han superado las 2600 supresiones de trenes OSP desde primeros de 2021, evidenciándose el cobro de dinero público por servicios no prestados por falta de plantilla fundamentalmente.

Málaga sigue siendo marginada por el Gobierno Progresista y por RENFE, no solo por tener abandonada a su suerte las comarcas del interior de la provincia como Ronda o Antequera, anuladas literalmente en servicios ferroviarios, sino porque ni siquiera se cumplen los servicios de cercanías de la capital con la Costa y viceversa con todo lo que ello supone. ¿Dónde queda la palabrería de la lucha contra el cambio climático si no se potencian los trenes y se da uso a las infraestructuras ferroviarias existentes?  ¿Dónde quedan los discursos políticos de trabajar contra el despoblamiento del medio rural o  la Andalucía vaciada?. Los hechos son tozudos y con sus actuaciones se sigue favoreciendo el cambio climático y la despoblación de los pueblos del medio rural andaluz en general y malagueño en particular.

El derecho a la movilidad sostenible en la provincia de Málaga está siendo vilipendiado por los gestores de RENFE y el consentimiento absoluto del Ministerio de Transportes que continúa haciendo la práctica del avestruz mientras, sin detenerse, siguen desmantelando las conexiones ferroviarias, abandonando el medio rural a su suerte fomentando la despoblación y expulsando a las usuarias/os del tren encaminándolos al uso del vehículo privado y en consecuencia fomentando el cambio climático, justo lo contrario de lo que predican, pero los hechos son irrefutables.

Ojala pudiésemos estar celebrando hoy que ya se han recuperado, al menos, los servicios ferroviarios que existían antes de la pandemia, pero desgraciadamente ni están todos los medias distancia ni los ave que circulaban el 13 de marzo 2020 ni  se han acabado las supresiones de trenes de Cercanías y de media distancia que tienen la consideración de OSP (Obligación de Servicio Público).

CGT va a continuar evidenciando los incumplimientos de RENFE, los abusos sobre el derecho a la movilidad de las malagueñas/os y exigiendo con los medios legales a su alcance que se ponga fin al fraude consentido por el Ministerio con las OSP en detrimento de las necesidades de la ciudadanía y contra el uso del ferrocarril público y social y la vertebración del territorio en nuestra provincia, por ello el próximo sábado 16 de octubre participaremos en la manifestación andaluza prevista en Antequera, (Plaza de Castilla 18h), por un tren que vertebre el territorio y enfríe el planeta dentro de la semana estatal de lucha por el tren de todas y para todas las personas y llama de nuevo a la huelga a las/os trabajadores/as de RENFE Viajeros en Málaga para el próximo 22 de octubre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí