Un proyecto pretende descrifrar el genoma de todas las especies vetebradas del planeta

El Proyecto del Genoma Vertebrado pretende descifrar el genoma de cada ave, mamífero, lagarto, pez y criatura con espinas vertebrales que habitan la Tierra

0

El Proyecto del Genoma Vertebrado (VGP, por sus siglas en inglés) ha dado a conocer los primeros resultados en su pretensión de descifrar la lectura del genoma de más de 70.000 especies de vertebrados -es decir, cada ave, mamífero, lagarto, pez y demás criaturas con espinas vertebrales que habitan la Tierra-, con la secuenciación casi completa y de alta calidad en 25 especies.

Así lo explica un equipo de 137 investigadores que trabajan en instituciones de 22 países en un artículo publicado en la revista ‘Nature’. Entre sus autores están Ivo Gut, director del Centro Nacional de Análisis Genómico (CNAG-CRG), y Tomás Marqués-Bonet, del Instituto de Biología Evolutiva en la Universidad Pompeu Fabra (UPF-CSIC) y de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA).

Los orígenes del proyecto se remontan a finales de la década de 2000, cuando los genetistas David Haussler, de la Universidad de California en Santa Cruz (Estados Unidos) y Stephen O’Brien, y el director de genética de conservación en el zoológico de San Diego (Estados Unidos), Oliver Ryder, idearon secuenciar los genomas completos de 10.000 especies de animales en lugar de sólo unas pocas.

Sin embargo, el plan no llegó a despegar realmente porque era necesario invertir cientos de millones de dólares y los primeros esfuerzos de los científicos para secuenciar todas las letras de ADN en el genoma de un animal estaban plagados de errores, además de que a menudo no era posible mapear genes a cromosomas individuales.

La introducción de nuevas tecnologías de secuenciación con lecturas más cortas ayudó a hacer posible la idea de descifrar miles de genomas, al reducir los cotes económicos, pero también disminuyó la calidad en la estructura del ensamblaje del genoma.

En 2015, Haussler y sus colegas ‘reclutaron’ a Erich Jarvis, neurogenético en la Universidad Rockefeller (Estados Unidos) y que fue pionero en descifrar los circuitos neuronales que permiten a algunas aves entonar nuevas melodías tras escuchar los cantos de otras.

Jarvis amplió la idea inicial para incluir todos los genomas de especies de vertebrados y encontró a unos 60 científicos de alto nivel dispuestos a sufragar los costes de secuenciación en sus respectivos centros para abordar los genomas que más les interesaban, así que el proyecto aspira a descifrar los de 70.000 especies. Se trata de uno de los proyectos más audaces en la biología actual.

Los primeros resultados ofrecen el genoma de 25 especies, entre ellas el murciélago grande de herradura, el lince de Canadá, el ornitorrinco y el loro kakapo (en este caso, se trata de una de las primera secuencias genómicas de alta calidad en una especie de vertebrado en peligro de extinción).

Además, los investigadores han descubierto cromosomas previamente desconocidos en el genoma del pinzón cebra y un hallazgo sorpresa sobre las diferencias genéticas entre monos titíes y los cerebros humanos. Y quieren ofrecer una esperanza para salvar el kakapo y la vaquita marina, actualmente en peligro de extinción.

“Obtendremos una imagen espectacular de cómo la naturaleza realmente llenó todos los ecosistemas con esta increíblemente diversa variedad de animales”, apunta Haussler. El artículo apunta que el proyecto supone “una nueva era de descubrimiento a través de las ciencias de la vida”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí