La Invisible lanza un crowfunding para rehabilitar el edificio

El Ayuntamiento sigue sin cumplir los compromisos alcanzados con el centro social y cultural, que «ante esta inacción irresponsable, ya no esperará más».

0

Todos y cada uno de los compromisos que el alcalde de Málaga anunció en agosto de 2018 con La Invisible se han incumplido, especialmente los referidos al cuidado y rehabilitación del edificio de calle Nosquera, de titularidad municipal. Ante este clamorosa «negligencia», en palabras de Florencio Cabello, del área de estrategia y financiación del centro social y cultural, la Invisible lanza una campaña de recaudación ciudadana que aspira a obtener un máximo de 90.000 euros. Con esta recaudación la Casa Invisible acometerá su proyecto básico de rehabilitación, que «fue entregado al Ayuntamiento hace cinco años, y valorado muy positivamente por los técnicos municipales». No obstante, el gobierno municipal, responsable en primera instancia de la rehabilitación de un inmueble de su propiedad, argumenta «excusas técnicas para no intervenir en su mantenimiento, pese a las garantías de seguridad del edificio».

Ante esta «inactividad irresponsable», la Invisible ejercerá su «corresponsabilidad» y adelantará el dinero preciso. Lo hará a través de un crowdfunding [una campaña de microfinanciación ciudadana] para acometer las fases iniciales de esta rehabilitación». La campaña, escalonada en varias etapas, arrancaba en la mañana de este jueves. En apenas unas horas rebasaba el 15% de los 30.000 euros necesarios para la primera etapa. Además, gracias la reciente modificación de la ley de mecenazgo, han aumentado las desgravaciones por las donaciones a entidades de utilidad pública, como es la Fundación de los Comunes, en la que se integra la Casa Invisible

Como pistoletazo de salida, este mismo jueves a las 19:00 se celebrará, con aforo reducido y posibilidad de seguirlo por streaming, una charla sobre políticas culturales y procomún, con la participación Marcos García, ex director de Medialab-Prado de Madrid, y Estrella Serrano, del museo de arte contemporáneo CA2M, de Móstoles (Madrid)

Accesibilidad y un ascensor en la parte trasera

El proyecto básico de rehabilitación presentado en 2016 por La Invisible se estructura en varias fases, con un coste total de aproximadamente un millón de euros, más económico que el que en un principio manejaba el propio gobierno. La acometida por fases permite mantener siempre abierta la Casa Invisible. El proyecto se basa en un «intervención respetuosa con las particularidades de un edifico que el propio Ayuntamiento tiene protegido como patrimonio». Se trata de intervenciones «no agresivas, respetuosas con el sistema constructivo original y comprometidas con la lucha contra el cambio climático». Así lo ha explicado Alicia Carrió, arquitecta del área de conservación de La Invisible.

En esta primera fase, según ha detallado, se contempla la adecuación a todas las normativas vigentes en materia de actividad pública y «convertir el edificio de Andrés Pérez en accesible, lo que incluye la instalación de un ascensor por la parte trasera, que permitirá a cualquier persona el uso de las dos plantas».

«La Invisible nos cuida. Ahora nos toca cuidarla a nosotras»

Esta ha sido la primera rueda de prensa de La Invisible «con mascarilla», la primera en este año de pandemia. «La Invisible ha demostrado que en una crisis como la actual es absolutamente necesaria». Lo ha relatado Andrea Ramírez, coordinadora del área de actividades: «Llegué desde Sudamérica a Málaga un mes antes del estado de alarma, sin apenas conocer a nadie y sin ninguna red de apoyo. Entonces encontré La Invisible, y este año tan duro tuve un lugar de apoyo, justo cuando más gente necesita algo así».

Ramírez ha recordado que en La Invisible se han dado cita iniciativas de intercambio y ayuda mutua, colectivos de afectados por los alquileres de la vivienda, por la situación de los migrantes, grupos de mujeres y tantos otros, muchos surgidos al inicio de la pandemia. «En todo este tiempo La Invisible nos ha cuidado. Ahora nos toca cuidarla a nosotras».

En una situación como esta, según han remarcado, «Francisco de la Torre ni siquiera ha cumplido sus compromisos más básicos con la Invisible, como restituir el suministro de agua corriente que la empresa municipal nos cortó en 2017».

Cuando más falta hace, el gobierno municipal abandona a la gente, han rematado. Por eso, #LaInvisibleSeCuida.

Web crowfunding:
https://www.goteo.org/project/la-invisible-se-cuida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí