Bárcenas cree que Rajoy ordenó la ‘trama Kitchen’ contra él

El extesorero del PP Luis Bárcenas compartió este miércoles su hipótesis de que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy pudo ordenar que se pusiera en marcha la trama de espionaje contra él para arrebatarle los documentos que pudiera tener comprometedores para este partido y su líder.

0

Lo hizo en su comparecencia ante la Comisión de Investigación relativa a la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción durante los mandatos de Gobierno del Partido Popular, conocida como ‘Comisión Kitchen’.

El primero en interrogarle, el portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, le lanzó la pregunta explícita después de que Bárcenas formulara su suposición de que el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez “no puede tener un interés personal en ordenar una investigación de esas características sin contar con el respaldo de un superior jerárquico”.

Bárcenas contestó que “alguna persona de la que dependía Jorge Fernández Díaz le trasladó su preocupación por la posible existencia de documentación y le hizo algún encargo. Si no, no lo entiendo”. Cuando el portavoz socialista apretó para que el extesorero pronunciara el nombre, éste concedió: “La cúpula del PP, las personas que estaban en la cúpula del PP… Mariano Rajoy”.

“¿Usted supone que es Mariano Rajoy quien le pide a Jorge Fernández Días que le quiten toda aquella información que podía suponer un problema para el PP y para el propio Mariano Rajoy?”, insistió Sicilia. “Es una suposición, pero así lo creo”, repitió el extesorero.

Ahondó en esta cuestión el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, a quien Bárcenas respondió que entiende que el que fuera secretario de Estado de Seguridad no tendría interés por sí mismo en urdir la ‘trama Kitchen’ y que su “hipótesis” es que los responsables estarían en “el PP de la época de Mariano Rajoy”. “Ni el de Aznar ni el de Casado”, apostilló.

“LA OPERACIÓN ES CIERTA”

En este sentido, ante el interrogatorio del portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, confirmó que “no” guardaba copia en ningún lugar de los documentos que le robaron esta supuesta trama. Aseveró, además, que no alberga “ninguna duda de que la operación es cierta” y que el “autor ideológico” de la misma ha de ser una persona “del máximo nivel del partido, sin ninguna duda”.

Al plantearle Bal si se refería a Rajoy o a Cospedal, Bárcenas sembró la duda al decir que podría haber una “tercera persona incluso” y que habría “varias personas” al corriente o como ideólogas de esta trama. No obstante, se negó a dar más nombres porque “estas cosas tienen que acreditarse y una vez que se da un nombre esa persona queda señalada”.

De esta forma, compartió en todo momento su creencia de que Francisco Martínez “tenía alguien por encima jerárquicamente” pues no pudo ser el entonces secretario de Estado de Seguridad por sí solo quien organizase un “despliegue de medios de este tipo si no tiene la cobertura e instrucción de un superior suyo”.

El extesorero del PP también aseguró al representante de Cs que no hay nadie de Vox que pudiera verse perjudicado por sus papeles. “No, en absoluto, si se refiere al padre del señor Santiago Abascal, en absoluto. Tengo la mejor de las opiniones de él”, dijo, aunque sí confirmó su sorpresa por el “claro interés” de la representante de Vox de “desacreditar” sus testimonios hoy.

Por lo demás, Bárcenas aseguró al portavoz socialista en la ‘Comisión Kitchen’ que él no pidió a nadie un trato de favor a su mujer, Rosalía Iglesias, y que tampoco nadie “se comprometió a nada en ese sentido sobre mi mujer”. “En absoluto”, contestó después cuando Sicilia le preguntó si el PP le había propuesto algún trato.

Aseguró, por ende, no haber negociado “la entrada o no entrada” de su esposa en la cárcel y compartió su impresión de que es “absolutamente desmedido” que Rosalía Iglesias entrara en prisión al apreciar que habría colaborado en sus delitos fiscales.

GRABACIÓN A RAJOY

Bárcenas respondió afirmativamente cuando le preguntaron si es cierto que hizo una grabación a Rajoy hablando sobre la liquidación de la ‘caja B’ y de la que se habría desprendido el expresidente. Eso sí, dijo desconocer dónde está esa prueba, pues la robaron del estudio de su mujer, aunque sí tiene “la constancia de que esa grabación existía”, porque la hizo él mismo en el despacho de Rajoy. “Está claro que el señor Rajoy no se grabó, lo tuve que grabar yo”, afirmó a Sicilia.

El portavoz de ERC también le preguntó si José Manuel Villarejo le pidió dinero para chantajearle, a lo que Bárcenas replicó que el excomisario no le pidió nada y que no lo conoce de “absolutamente nada”. No obstante, matizó a continuación que “es cierto que sin saber que era Villarejo” tomó un café con él y otros comisarios y que esta fue “la única vez” que estuvo “cerca” de él.

“Si estoy en la cárcel es por los delitos que he cometido”, remarcó Bárcenas, para a renglón seguido enfatizar que “el PP no tiene ninguna responsabilidad” por el hecho de que él no publicase sus obligaciones fiscales.

Cuando Rufián le echó en cara que supuestamente estuviera tapando a los constructores corruptores, él contestó que no, que siempre había dicho que todos sus papeles son ciertos, incluida esa parte. Concedió, eso sí, que debería hablarse de “los papeles del PP”.

Señaló que tendría que ser su predecesor ya difunto Álvaro Lapuerta quien confirmara que fue el ex secretario general del PP Fernando Álvarez Cascos quien inauguró la ‘caja B’, si bien aseguró que así se lo trasladó Lapuerta a él.

La diputada de JxCat Míriam Nogueras comenzó preguntándole por la ‘Operación Catalunya’ de noticias falsas contra independentistas, al creerla vinculada a la ‘Kitchen’, pero Bárcenas le contestó que no estaban hablando de eso. Ya sobre el caso, el compareciente aseguró que él nunca entregó dinero personalmente a Rodrigo Rato ni a Javier Arenas.

Dijo también que le “extrañaría muchísimo” que Ángel Acebes tuviera cuenta en Suiza, pues tiene una “opinión muy buena” de su ética personal, pero que lo desconocía del resto de dirigentes.

Sobre el conocimiento de la ‘caja B’, eximió a Esperanza Aguirre, a José María Aznar y a Pablo Casado, y se remitió a su propio desempeño en el partido, que afectaría sólo a Rajoy y Cospedal. Sobre contraprestaciones a los donantes, explicó que “nunca ha sido así de claro” en cuanto a correspondencia de una donación concreta con una adjudicación puntual. Finalmente, dijo no haber temido por su vida “expresamente”, pero sí tener “preocupación” por él y por su familia.

“NO AGRESIÓN MUTUA”

Ante preguntas del portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, el extesorero volvió a afirmar que “no ha existido ningún pacto” con la Justicia si él no hablaba del PP, sino “sólo unas conversaciones en el sentido de no agredirnos mutuamente”.

Es más, dijo que su mujer pasó un día en prisión pese a tener menos pena que otros, y que sólo salió al entregarse la fianza. Pero sí corroboró que el abogado del PP Javier Iglesias le avisó de que si seguía colaborando con la justicia podría entrar en prisión, él y su mujer, y que, por el contrario, si se callaba se cesaría al exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón y su caso acabaría nulo.

Para otras preguntas, Bárcenas se acogió a este “derecho a no declarar” esgrimiendo que el juez Manuel García-Castellón “ha indicado creo que a la presidenta del Congreso” el “carácter reservado” de las actuaciones judiciales en torno a esta supuesta trama parapolicial, que “no podrán tener carácter público hasta que abra juicio oral”.

En base a ello, indicó que estará “a disposición de la Comisión” sobre el supuesto uso de fondos del Ministerio del Interior con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP una vez se abra el juicio oral, asegurando que él es “el primer interesado en que este tema se pueda averiguar hasta el final”.

El que fuera gerente del PP incidió así en que él es el “más interesado” en “saber” si la cúpula del PP con Mariano Rajoy y el Ministerio del Interior “organizaron el robo de documentación delicada” que él custodiada y el “secuestro” de su familia.

“PERJUDICADO”

Lo mismo repitió ante las preguntas de Macarena Olona, representante de Vox, a quien respondió que él es “perjudicado en esta causa” y el “más interesado en llegar hasta las últimas consecuencias” sobre lo ocurrido con la ‘trama Kitchen’. Además, negó tener “ningún compromiso” con el resto de citados en esta Comisión de Investigación.

Su interés, reiteró una vez más, es que se sepa “la verdad” sobre “quién organizó el secuestro” de su familia y el “robo de documentación” que poseía. “No tengo el menor interés en pactar colaboraciones con otras personas afectadas por esta causa”, recalcó el extesorero del PP.

En su exposición inicial, Olona le preguntó a qué responde su “cambio radical” de versiones y le pidió que aclarase si “ha mentido abiertamente” en algunos de los casos, cuestión que Bárcenas despachó asegurando que no tenía “menor interés” en contestarle.

Como en otros casos, se escudó en el secreto de sumario para no hablar sobre el allanamiento del estudio de su esposa. En lo que atañe a la cuenta bancaria en Suiza, Bárcenas respondió a la representante de Vox que “nunca ha habido 50 millones” y recordó que “siempre” ha dicho que ese dinero es exclusivamente suyo y “no hay ningún otro titular”.

Insistió en ello a pregunta del portavoz de ERC, a quien aseguró que es “rigurosamente falso” que Rajoy fuera su avalista en la cuenta suiza, y que “ninguna persona del PP está detrás de esa cuenta”.

PP NO PREGUNTA

El portavoz del PP en la ‘Comisión Kitchen’, Luis Santamaría, rehusó utilizar su turno para interrogar a Bárcenas alegando “respeto a su situación procesal” y para “no interferir” en su estrategia de defensa ni tampoco “cuestionar la presunción de inocencia y los derechos constitucionales que le asisten”.

El representante del PP no quiso tampoco “entrar en el juego político” que en su opinión promueven los portavoces de otros grupos en este asunto al intentar convertir esta Comisión de Investigación “en una causa general contra el PP” y en una especie de “juicio inquisitorial”.

Avisó Santamaría de que si la ‘Comisión Kitchen’ se convierte “en un juicio sumarísimo al PP de nada servirá a los españoles”. Además, rechazó las lecciones sobre corrupción de partidos como el PSOE o Podemos y subrayó que hace dos años las bases del PP optaron por el relevo generacional al situar a Pablo Casado al frente de la formación.

Aseguró el portavoz del PP en esta Comisión de Investigación que en el PP habrán podido cometer errores y que de ellos han aprendido “y pagado el precio político”. “Pero no pediremos perdón por ser del PP”, remachó Santamaría, sin interpelar a Bárcenas en ningún momento de su tiempo.

Al portavoz del PNV, Mikel Legarda, Bárcenas le reconoció que pagó a su antiguo chófer Sergio Ríos en negro, porque a la vez estaba cobrando el desempleo. Legarda le preguntó cómo contrató a Ríos, Bárcenas dijo que le eligió entre varias personas que le mandaron, y, cuando le preguntó por su nómina, respondió: “No cobraba en nómina. Le pagaba yo. No podía cobrar nomina porque estaba cobrando el desempleo”. Legarda le preguntó también por el asalto al estudio de su mujer, del que dijo que no se lo podía esperar y que no lo denunció en su momento.

Al representante de EH Bildu, Oskar Matute, además de explicarle que pidió el careo con Rajoy porque pensaba que era judicialmente posible, le contó que a Ríos se lo recomendó una persona de seguridad del PP, en parte porque estaba en paro. Además, tuvo que reconocerle que Lapuerta sí le había dicho que también recibió sobres Acebes, cuya ética el compareciente había defendido antes a las preguntas de Nogueras.

Finalmente, ante la diputada de la CUP Mireia Vehí recalcó que Aznar “no figura en ninguna anotación de los papeles” en los que apuntaba las cantidades de dinero que habrían recibido miembros del PP.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí