El Ayuntamiento de Marinaleda vuelve a quedar “retratado” ante los graves incumplimientos de los derechos de su plantilla.  

0

La Inspección de Trabajo multa al Ayto. de Marinaleda mediante acta de infracción GRAVE, conforme a lo establecido en la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, por usar repetidamente contratos en fraude de ley a su personal laboral.

 Texto de la resolución

 Este nuevo rapapolvo, a quienes, de palabra, se vanaglorian de ser los adalides de la izquierda, se une al que recientemente ha infringido el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Sala de lo Contencioso Administrativo, declarando abusivos e ilegales los servicios mínimos que propuso el Ayto. para la huelga del servicio de Ayuda a Domicilio y que refrendó la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, en una clara alianza de intereses con el Gobierno que tantas veces se califica desde el entorno municipal como “trifachito”.

Poco a poco, mediante el uso de todas las vías legales, se está intentando poner orden en las relaciones laborales del tan afamado Ayuntamiento, que dista mucho de lo que fuera otrora y parece que actualmente gusta de las mieles capitalistas, al menos en lo que respecta al trato de las trabajadoras y trabajadores municipales.

Si ya a partir de que las trabajadoras se organizaron en CGT desde principios de verano de 2020 se alcanzó el derecho al disfrute de vacaciones, calificado de lujo por algún representante de la Institución municipal y de que se consiguiera cobrar el salario mínimo interprofesional y actualizar las nóminas, ahora la Inspección de Trabajo deja claro que los contratos fraudulentos de la plantilla se presumen indefinidos y vendrán nuevos pronunciamientos en breve hasta que consigamos que se respeten los mínimos legales. En concreto el próximo 14 de abril (día de la República) la representación del Ayuntamiento de Marinaleda tiene una nueva cita judicial con CGT ante el Juzgado de lo Social para abordar la demanda colectiva de sus trabajadoras de Ayuda a Domicilio por Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo, al haberles suprimido unilateral y arbitrariamente las 35 horas semanales e impuesto jornadas partidas a modo de castigo.

Para CGT, gobierne quien gobierne los derechos de la clase trabajadora se defienden, también en Marinaleda.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí