13.4 C
Málaga
viernes, marzo 5, 2021

Balance: Una Andalucía más pobre, más desigual y más rancia

Más leídos

“Más País Andalucía” ha realizado un balance de los dos primeros años del cogobierno andaluz de PP y C´s, apoyado por la ultraderecha de VOX, que arroja, según ha explicado su coordinadora general, Esperanza Gómez, “una Andalucía más pobre, más desigual, esperpento de gestión y al dictado de la víscera rancia y retrógrada de la ultraderecha”.

Según la máxima responsable de la formación andaluza, “la gestión de Moreno Bonilla durante estos dos años no sólo no ha supuesto ninguna mejora de las condiciones económicas para Andalucía sino que, muy al contrario, ha resultado un fracaso absoluto con respecto a sus promesas, y nos ha situado a la cola de todos los indicadores sociales, económicos y de desigualdad, con respecto a la situación del resto de España”.

Gómez cree que “este gobierno de derechas apoyado en la ultraderecha, va claramente al dictado de una minoría retrógrada y antidemocrática que, como es VOX, representa la versión más grosera y violenta de nuestra sociedad, y que hace que toda Andalucía mire hacia el pasado, y vaya hacia más atrás, antes que trabajar cara al futuro y mirar hacia sociedades ricas, inclusivas y prósperas, como son las de nuestro entorno”.

La responsable de la formación andaluza, añade que, en cambio, “lo más grave es que no hay perspectiva alguna de que vayan a mejorar nada los dos ejercicios siguientes, ya que el Gobierno carece de un proyecto amplio, actual y creíble para Andalucía, y su único interlocutor fuera del ejecutivo es la minoría de VOX”.

La “anomalía europea que supone el apoyarse en formaciones neofascistas”, abunda, hacen que “la intransigencia, la exclusión y los debates polarizados nos lleven a la parálisis y al estancamiento en momentos de emergencia sanitaria, y social, y que devenga en un esperpento de gestión no sólo las relacionadas con la pandemia, sino con el resto de áreas”. Esto, explica Gómez, “jugándonos miles de millones procedentes de las líneas de inversión europeas para la recuperación económica post pandemia, es un drama”.

En este sentido recuerda la coordinadora andaluza que “VOX ostenta la presidencia de la comisión para la recuperación económica y social, cuyo dictamen ha sido criticado con dureza por todas las organizaciones sociales, y que es esta organización, fuera de los estándares democráticos occidentales, la que ha marcado las grandes y pequeñas líneas de acción del presupuesto autonómico”.

Por último, Gómez destaca que en 2020, “un año tan dramático a nivel global”, el Gobierno de Moreno Bonilla se ha destacado, “tristemente”, por “utilizar la pandemia y hacer una burda oposición al gobierno del Estado, practicar el amiguismo o intentar colar leyes antisociales y contra los intereses de los sectores primarios de Andalucía”.

El balance de la Ejecutiva de Más País Andalucía también destaca, entre otras cuestiones, estas políticas y decisiones de las puestas en marcha en estos dos años por el Gobierno de Moreno Bonilla:

  1. Ha habido una tendencia a la privatización de los servicios públicos, como las iniciadas en el SAE o en la gestión de las ITV, y a la desregulación de determinados sectores que han beneficiado a a los intereses de grandes multinacionales y corporaciones, como sucede con el pequeño comercio, al aumentar de 10 a 12 la apertura de domingos y festivos anuales para los grandes establecimientos.
  2. Han seguido atentando contra el medio ambiente en Andalucía. El proyecto de Ley para desregular el urbanismo, llamado LISTA, es la mayor amenaza contra el territorio que está sufriendo Andalucía, habiendo quedado en un timo aquella proclama de la Junta de Andalucía manifestando que con ella “la revolución verde ha comenzado y ya es imparable”.
  3. Han tratado de desgastar las instituciones y los símbolos de Andalucía. Ejemplos de ello son la falta de financiación de Canal Sur en los Presupuestos de la Junta, que amenaza con su desaparición; el desguace que está ejecutando sobre el Centro de Estudios Andaluces y el museo de la Autonomía; o incluso el falso histórico presidencial falsificando los símbolos de Andalucía estatutariamente aprobados.
  4. En lugar de regenerar democráticamente las instituciones y trabajar por su transparencia, han seguido con la política de enchufismo a la que nos tenía acostumbrados su predecesora, tal y como ha determinado con contundencia el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.
  5. Muchas de sus prácticas desconocen los más elementales principios democráticos. Han utilizado indebidamente la Diputación Permanente del Parlamento de Andalucía para tomar decisiones que no les correspondía; han seguido una política de propaganda vergonzosa, por ejemplo pagando para que se publique contenido favorable a su gestión del coronavirus; ha privatizado las emisoras ilegales y permite la publicidad en las piratas, como ha denunciado la Asociación Española de Radiodifusión Comercial; o intenta intervenir políticamente en la línea editorial y periodística de los medios públicos.
  6. Han tratado de hacer desaparecer al asociacionismo y activismo sectorial que venía trabajando desde hace décadas en la defensa de los derechos, libertades y mejora de condiciones de vida, de determinados colectivos, como el feminista, el memorialista, etc.
- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos

Ir a la barra de herramientas