Limitación de viviendas turísticas en la ciudad de Málaga

0

 

La moción de la edil socialista Alicia Murillo, aprobada por unanimidad, da pie a la modificación del PGOU para regularizar la situación de estos negocios, controlando su actividad en los barrios, en consenso con las comunidades de vecinos y con la asociación que representa a los propietarios de estas viviendas, a la vez que se considerarán equipamientos como defiende una reciente sentencia del Tribunal Supremo. La concejala socialista Alicia Murillo, responsable del área de Vivienda por este grupo municipal, ha conseguido sacar adelante por unanimidad una moción para que el Ayuntamiento de Málaga estudie la limitación de viviendas turísticas en la ciudad. Así, “se ha dado un gran paso para la posible modificación del PGOU, que permitirá regularizar la situación de las viviendas turísticas y que se establezca un número clausus en nuestra ciudad”. Se trata de controlar la ratio entre viviendas turísticas y residenciales, para que el alquiler de viviendas de larga duración no desaparezca de los distritos”.

La socialista ha puesto el acento en que “se controlará esta actividad en los barrios, en consenso con las comunidades de vecinos y con la asociación que representa a los propietarios de estas viviendas, a la vez que se considerarán dictó sentencia para dar la razón al Ayuntamiento de Bilbao, que en el año 2017 modificó el Plan General de Ordenación Urbana en lo relativo a la regulación del uso de este tipo de alojamientos.

Viviendas de uso turístico

“Entre las modificaciones, fueron aprobadas la calificación de las viviendas de uso turístico como equipamiento en lugar de inmueble residencial, lo que supone que solo pueden ser viviendas turísticas las situadas en planta baja o primera planta, salvo que tengan acceso independiente a la calle”, ha informado la concejala responsable de Vivienda por el grupo del PSOE. De hecho, el Partido Popular ha agregado una enmienda a uno de los puntos para instar a la Junta de Andalucía a cambiar la ley que regula la vivienda turística antes de hacer modificaciones al PGOU para calificarlas como equipamiento. Además, “dado que la actividad ha bajado sustancialmente porque los turistas que tenemos en Málaga no son los mismos que los de años anteriores, es la oportunidad para poner en carga esas viviendas para el alquiler de larga duración, dando una oportunidad a las más de 21.000 familias demandantes de un hogar”.

Por todo ello, Murillo ha celebrado el acuerdo de todos los grupos municipales para establecer un número clausus de viviendas turísticas en la ciudad de Málaga. “Tenemos como sustento legal la reciente sentencia del Tribunal Supremo para regularizar el número de viviendas de esta índole en nuestra ciudad, que se ha convertido en la segunda capital con mayor volumen de pisos turísticos de España, según el INE”, ha informado Alicia Murillo, “mientras que el tirón de las viviendas turísticas en nuestra ciudad elevó los precios del alquiler hasta convertirnos en una de las capitales más caras en el arrendamiento”, ha zanjado la edil del PSOE.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí