Poner fin a las devoluciones en caliente de inmigrantes

0
86

Málaga, 17 dic.- Una veintena de organizaciones de Málaga ha exigido al Gobierno que ponga fin a las devoluciones sumarias, una práctica prohibida por el derecho internacional que supone una grave vulneración de los derechos humanos.

Con motivo del Día Internacional de las Personas Migrantes, que se conmemora mañana, 18 de diciembre, las organizaciones agrupadas en la Plataforma de solidaridad con los y las Inmigrantes de Málaga, han recordado las enormes dificultades a las que se enfrentan personas migrantes y refugiadas para llegar a territorio español por vías legales.

También ha advertido de que las devoluciones en caliente han sido denunciadas por los diversos organismos de derechos humanos de Naciones Unidas, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con sede en Estrasburgo y el Defensor del Pueblo.

Han recordado que fue en 2015 cuando el Gobierno de Mariano Rajoy incorporó en una disposición adicional a la ley de Seguridad Ciudadana, conocida como la Ley Mordaza, que reformaba la Ley de Extranjería referida a la situación en la frontera en Ceuta y Melilla.

Desde entonces, ha agregado, se permite a los agentes entregar a Marruecos a los migrantes que accedan a España por vía irregular sin necesidad de tramitar un expediente administrativo, ni brindar atención jurídica.

La disposición establece que los migrantes detectados en el perímetro de la línea

fronteriza en las ciudades autónomas o que traten de cruzar los elementos de contención fronterizos (las vallas) pueden ser rechazados. Prevé que dicho rechazo se haga siempre respetando la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional, una cuestión que, según ONG y expertos en migraciones, en realidad no se respeta.

A pesar de que Pedro Sánchez se comprometió a poner fin a este abuso, con la derogación urgente de esta disposición, lo cierto es que en los doce meses de su Gobierno se han seguido llevando a cabo tanto devoluciones sumarias como devoluciones exprés en aplicación del Acuerdo de readmisión entre España y Marruecos de 1992.

Recientemente, diversos medios mencionaban que el Tribunal Constitucional avalaba las devoluciones en caliente, pero la verdad es que ha desautorizado el modo de ejecución de las devoluciones que tan reiteradamente han practicado los diferentes gobiernos en las vallas de Ceuta y Melilla.

Rechazo en frontera

Según la Plataforma, el Tribunal condiciona la constitucionalidad de la regulación legal del régimen especial de rechazo en frontera, bajo unas condiciones que no se cumplen por la forma de realizar esta práctica.

El Pleno del Tribunal Constitucional establece los criterios interpretativos de la disposición adicional décima de la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, introducida mediante la disposición final primera de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana (LOPSC), para que pueda entenderse conforme a la Constitución.

Remite al fundamento jurídico 8 c), que apunta los siguientes criterios: (1) que se aplique a las entradas individualizadas, (2) que preserve el pleno control judicial y (3) que cumpla las obligaciones internacionales.

Con respecto a esta disposición, la nota informativa núm. 108/2020 emitida por el Tribunal Constitucional en relación con la resolución del recurso de inconstitucionalidad interpuesto contra determinados preceptos de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana (LOPSC), y a la espera de que se haga público el contenido íntegro de la resolución, pone de manifiesto que dicho Tribunal condiciona la constitucionalidad de la regulación legal del régimen especial de rechazo en frontera en las vallas de Ceuta y Melilla a que la ejecución de estos rechazos se lleve a cabo con las garantías que a las personas extranjeras reconocen las normas, acuerdos y tratados internacionales ratificados por España y a que, en todo caso, los cuerpos y fuerzas de seguridad deberán prestar especial atención a las categorías de personas especialmente vulnerables.

Vallas de Ceuta y Melilla

La Plataforma ha considerado que ninguna de esas condiciones se respetan en la actual forma en que se llevan a cabo estas devoluciones, ya que se realizan mediante la entrega directa a las autoridades marroquíes de las personas interceptadas en las vallas de Ceuta y Melilla y sin ningún tipo de procedimiento que permita la identificación de situaciones de vulnerabilidad, ni la individualización de los interesados para que puedan hacer efectivo el ejercicio de los derechos fundamentales que les reconoce el derecho internacional y los derechos humanos.

La Plataforma de Solidaridad con los y las Inmigrantes ha reiterado en diversas ocasiones su repulsa por las devoluciones sumarias ya que no cumplen con las suficientes garantías de protección de Derechos Humanos, y comparte con la Red Migrantes con Derechos su campaña de sensibilización contra las devoluciones en caliente. # DevolucionesSumariasNo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí