La Diputación mantendrá las ayudas a empresas de la provincia todo el tiempo que dure la crisis

0
  • Francisco Salado anuncia que en el presupuesto de la institución de 2021 el Plan Málaga continuará con el máximo apoyo al tejido productivo y a la creación de empleo
  • Este año se han destinado 9,2 millones de euros a empresas y autónomos de la hostelería, la industria agroalimentaria y los sectores de textil, moda y artesanía

La Diputación de Málaga mantendrá las ayudas extraordinarias a empresas y autónomos de la provincia todo el tiempo que dure la crisis provocada por el covid-19 y, además, las extenderá a más sectores.

La institución provincial ha destinado este año, dentro del Plan Málaga para la recuperación económica y social de la provincia, 9.278.814,30 euros a la concesión de subvenciones a empresas y autónomos de diferentes sectores: hostelería y restauración (2.300.000 euros), industria agroalimentaria y comercio de productos alimenticios (950.000 euros), así como a textil, moda, artesanía y nuevas tecnologías (2.150.000 euros). Igualmente, ha dedicado 2.078.814,30 euros para ayudas directas al pago de cuotas de los autónomos y 1.800.000 euros como apoyo y estímulo a las empresas para la contratación de personas desempleadas.

Francisco Salado ha explicado que el equipo de gobierno está trabajando en el presupuesto de 2021, “que no será un presupuesto cualquiera ni convencional, sino que estará especialmente diseñado para combatir la crisis económica provocada por la pandemia y para seguir ayudando a las empresas, a los autónomos y a los parados”.

En este sentido, ha incidido en su compromiso y en el del equipo de gobierno para que el Plan Málaga vuelva a contar con una importante inversión extraordinaria y una línea de ayudas especiales para la hostelería, para los autónomos y para las empresas malagueñas, ampliando el número de sectores que podrán beneficiarse de las subvenciones.

“Esas son las directrices que he dado al equipo económico y la prioridad del presupuesto 2021: ayudar a nuestras empresas a sobrevivir esta gravísima crisis, la peor que hemos conocido en setenta años”, ha apuntado.

“Nadie tiene que señalarle a este equipo de gobierno -ha indicado Salado- la importancia del tejido empresarial y de los autónomos en la provincia de Málaga. Y mucho menos de la generación de empleo y empresas, de su impacto en la economía de miles de familias, del sector turístico y del sector hostelero, tan criticados y atacados por el Gobierno central que forman el PSOE y Podemos”.

Además, el presidente de la Diputación ha recalcado que el Plan Málaga, aprobado por la corporación provincial, nació con la idea y la necesidad de ser plurianual, “porque los problemas provocados por la pandemia, desgraciadamente, van a durar varios años. Esperemos que pocos. Pero debemos ser realistas y prepararnos para un escenario de crisis muy difícil. Sabemos que los empresarios turísticos y del sector de la hostelería lo están pasando muy mal, como muchos sectores productivos de la provincia de Málaga”.

Ayudas del Plan Málaga a empresas y autónomos durante 2020

El Plan Málaga contempla este año 9,2 millones de euros en ayudas para empresas y autónomos de diversos sectores.

En ámbitos como la hostelería y la restauración, la industria agroalimentaria y los sectores de textil, moda, artesanía y nuevas tecnologías se distribuirán un total de 5.400.000 euros en dos líneas de ayudas: una dedicada a financiar los gastos corrientes y otra para hacer frente a bienes de inversión. En estos casos, cada empresa o autónomo puede recibir hasta un máximo de 6.000 euros.

Igualmente, se repartirán 2.078.814,30 euros en ayudas para pagar la cuota mínima de los autónomos, durante un período de 12 meses, a aquellos profesionales que se hayan visto obligados a interrumpir su actividad o hayan visto mermada en un 50% su facturación durante el segundo trimestre del año. En este caso, la subvención máxima de conceder es de 4.000 euros por profesional.

Y, por último, se han dedicado 1.800.000 euros para promover la contratación de desempleados cara a recuperar el empleo de aquellas personas que se hayan visto inmersas en un ERE o que hayan perdido su trabajo antes del 30 de marzo así como a los desempleados que sigan dados de alta en el Servicio Andaluz de Empleo a fecha de la presentación de la solicitud de ayuda. Se contempla la concesión de un máximo de 8.000 euros en función de la modalidad de contrato.