El PSOE solicita a la Diputación un plan de ayudas directas a la hostelería malagueña de 25 millones de euros

0

El PSOE ha presentado una moción urgente al pleno de la Diputación que se celebra mañana solicitando al equipo de gobierno un plan de ayudas directas a la hostelería malagueña dotado de al menos 25 millones de euros.

Según ha explicado en rueda de prensa la diputada provincial socialista Desirée Cortés, la Diputación “no puede permanecer ajena al drama que atraviesa un sector clave para nuestra provincia, como el de la hostelería” y, al igual que ya han hecho otras diputaciones andaluzas, “tiene que poner en marcha medidas que contribuyan a la supervivencia de las empresas y de los autónomos del sector y al mantenimiento del empleo”.

Cortés ha señalado que la Diputación de Málaga debe complementar el plan de ayudas directas a la hostelería que los socialistas reclaman a la Junta de Andalucía con un plan propio dirigido a las empresas de hostelería y restauración de nuestra provincia. “Sería necesario un plan de rescate a la hostelería con ayudas directas que oscilen entre los 1.000 y 1.500 euros por establecimiento, en función del número de trabajadores que tengan”, ha detallado.

La diputada ha asegurado que el sector “está en la UVI y necesita urgentemente una respuesta ágil, rápida y eficaz que los salve de una muerte segura”. “Si las ayudas no empiezan a llegar ya, mañana no habrá a quien salvar”, ha subrayado. Así, ha recordado que en la provincia de Málaga hay 18.000 establecimientos de hostelería que emplean a 80.000 personas y que los hosteleros malagueños estiman que las nuevas limitaciones impuestas por la Junta de Andalucía se traducen en pérdidas que pueden llegar hasta el 65% en algunos casos. “La hostelería es un sector clave para nuestra economía, responsable del 10% del PIB en el conjunto de Andalucía”, ha destacado.

Cortés ha calificado el anuncio del Gobierno de Moreno Bonilla de ayudas a los autónomos de “brindis al sol, otro más del Gobierno de las tres derechas”. “No son ayudas vinculadas al mantenimiento del empleo, ni siquiera a la supervivencia de empresas y autónomos. Es un plan presentado al margen de los sindicatos y que amenaza con romper el diálogo social en Andalucía. ¿Una ayuda de 1.000 euros para un establecimiento de hostelería, un comercio, una peluquería o un taxista independientemente de las pérdidas que estos negocios están generando e independientemente de los empleos que sostienen estos negocios? ¿Una ayuda que tendrá sólo 80.000 beneficiarios en toda Andalucía cuando sólo en la provincia de Málaga viven del sector de la hostelería 80.000 personas? Este plan es un nuevo ejercicio de propaganda del Gobierno de Moreno Bonilla”, ha afirmado.

Por ello, Cortés ha insistido en que la Junta de Andalucía establezca de manera extraordinaria y urgente un fondo de ayudas directas dotado de al menos 250 millones de euros dirigido a la pervivencia de las empresas y autónomos andaluces del sector de la hostelería y sólo condicionado y vinculado al mantenimiento del empleo.

“PP y Ciudadanos en Andalucía tienen fondos suficientes para ayudar a la hostelería, tanto en el presupuesto andaluz, como en la inversión extra aportada por el Gobierno Central; 7.500 millones de euros para luchar contra el COVID en Andalucía. Además, este programa de ayudas debe cubrir todas las vertientes posibles del sector incluyendo las empresas de catering, organización de eventos, y similares que puedan verse afectadas por la situación impuesta por la Junta de Andalucía”, ha manifestado.

Los establecimientos hosteleros necesitan liquidez para pagar el agua, la luz, la electricidad, el alquiler… y lo necesitan con urgencia. Si estas ayudas directas no empiezan a llegar antes de final de año, serán muchas las empresas que no vuelvan a abrir. Por lo que las ayudas no pueden estar condicionadas al presupuesto de la Junta o de la Diputación para el próximo año, deben otorgarse sin demora”, ha concluido Cortés.