La plantilla de Btren exige a Renfe que impida los traslados forzosos y despidos de 10 trabajadores

0

La plantilla de Btren exige a Renfe que impida los traslados forzosos y despidos de 10 personas trabajadoras

CCOO reivindica que la empresa cese en su intención de trasladar por la fuerza y sin respeto a las condiciones del convenio colectivo a 5 personas a Valladolid, y de despedir a otras 5. El sindicato pide a Renfe que medie con su subcontrata y se aplique un ERTE para las personas afectadas por la reducción de carga de trabajo 

Representantes de las personas trabajadoras de Btren, subcontrata de Renfe para el mantenimiento de los AVE, se han concentrado hoy ante la estación María Zambrano para exigir a la empresa que no obligue a parte de su plantilla a trasladarse a Valladolid y que cese en su intención de despedir a otra parte.

El secretario general de industria de CCOO Málaga, Andrés González, ha argumentado que la falta de carga de trabajo no puede ser una excusa para despedir o trasladar al personal dado que el marco legislativo actual permite que estas personas puedan acogerse a un ERTE. González ha explicado que “el Comité de Empresa ya firmó un ERTE anteriormente y no habrá problemas si hay que firmar otro, pero lo que no se puede hacer es echar a gente a la calle o trasgredir sus derechos con la excusa de la pandemia. Exigimos que tanto Fomento como Renfe asuman su responsabilidad y mantengan el empleo de estas personas. No se puede estar despidiendo a gente todos los días en la industria de Málaga”. 

González ha sido especialmente crítico con Renfe, sobre la que ha asegurado que “tiene que exigir a sus contratas que no usen los ERE’s en estos momentos. Siendo una empresa pública no se puede consentir que contribuya con su inacción a la destrucción de empleo”. 

Por su parte, Manuel Jurado, vocal de CCOO en el Comité de Empresa de Btren, quién ha pedido a Renfe que se implique para solucionar el problema, ha asegurado que “llevarán su reivindicación hasta el final y no pararemos hasta que se nos respeten nuestros derechos. Por un sector ferroviario de calidad.”

Recordamos que el origen de este conflicto está en la intención de la empresa Btren de obligar a cinco personas de su plantilla a trasladarse a Valladolid, durante al menos dos años y percibiendo tan solo 500 euros para la mudanza inicial. Unas condiciones que vulneran por completo el convenio laboral, que en su artículo 15 establece que “por razones técnicas, económicas, organizativas o de producción, la empresa podrá desplazar a su personal temporalmente, hasta el límite de 6 meses, a población distinta de la de su residencia habitual, abonando, además de los salarios, los gastos de viaje, alojamiento y manutención” y añade que “cada tres meses de desplazamiento ininterrumpido, darán derecho a un viaje a su residencia habitual, cuyo gasto correrán a cargo de la empresa”. A estos traslados forzosos se suma la amenaza del despido que afectaría a otras cinco personas trabajadoras.