Europa vuelve a confinarse ante la segunda ola de coronavirus

0

Por: Mónica Mena Roa

La pandemia de coronavirus se recrudece en Europa. La OMS advirtió hace unos días que la región, que el pasado jueves superaba los 10 millones de contagios, vuelve a ser el epicentro de la enfermedad. Ante este avance de la COVID-19, son numerosos los países europeos que están estableciendo medidas restrictivas de horarios, movimientos y actividades en los últimos días, que recuerdan a las que impusieron durante la primera oleada de la pandemia, en marzo.

La siguiente infografía ofrece un panorama general de los países europeos que han impuesto restricciones para frenar el coronavirus, tales como los confinamientos y los toques de queda, teniendo en cuenta que, por supuesto, las particularidades y el grado de severidad de las medidas indicadas pueden variar de un país a otro.

España, que ayer prorrogaba el estado de alarma -decretado el pasado día 25 de octubre- hasta el próximo 9 de noviembre, impone confinamientos locales o a nivel comunitario, así como un toque de queda para restringir la movilidad nocturna en todo el territorio con excepción de Canarias.

En Francia, el presidente Macron decretó el confinamiento del país el jueves y en Alemania, Angela Merkel ha anunciado un confinamiento nacional de cuatro semanas a partir del próximo 2 de noviembre. Irlanda y República Checa volvieron a confinarse la semana pasada, mientras que en países como Reino Unido y Portugal se están llevando a cabo confinamientos locales. También se han establecido toques de queda nacionales en Bélgica, así como en Luxemburgo, Eslovenia y Eslovaquia.

Italia ha introducido toques de queda localizados junto con otras medidas restrictivas, como el cierre adelantado de la hostelería en todo el territorio. En otros países europeos se están adoptando otras medidas restrictivas en función de la situación sanitaria actual, como es el caso de Polonia y los Países Bajos, donde se aplica un cierre total de restaurantes y bares.