El número de desempleados crece en 355.000 personas en el tercer trimestre y la tasa de paro se eleva al 16,26%

0

El número de desempleados creció en 355.000 personas en el tercer trimestre de 2020 respecto al segundo, lo que supone un 10,54% más, y la tasa de paro se elevó casi un punto, hasta el 16,26%.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la cifra total de parados se situó en 3.722.900 personas. En el último año, el paro aumentó en 508.500 personas (15,82%).

Por sectores, el desempleo se incrementó en la agricultura (39.700 personas), y en servicios (21.300), mientras bajó en industria (-31.800) y construcción (-12.300).

El paro reflejó su mayor bajada trimestral en Islas Baleares (-9.200 personas) y los mayores incrementos los anotaron Andalucía (143.800 persona), Canarias (47.800) y Cataluña (33.600). En términos anuales, el aumento del paro fue casi general. Los mayores aumentos se dieron en Comunidad de Madrid (105.000), Cataluña (84.500) y Comunidad Valenciana (83.100).

Por sexo, el paro aumentó en mayor medida entre las mujeres, con 264.700 paradas más, que entre los hombres (90.300). La tasa de paro femenina alcanzó el 18,39% y la masculina, el 14,39%.

Por su parte, la ocupación aumentó en 569.600 personas en el tercer trimestre respecto al segundo, con una tasa de crecimiento del 3,06%, y situó la cifra total en 19.176.900 personas. El INE explicó que los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) se encuadran entre los ocupados. Sin embargo, en los últimos 12 meses el empleo global cayó en 697.500 personas.

El sector público sumó 111.200 ocupados más en el tercer trimestre, y el privado 458.500 personas. En el último año, el sector privado perdió 805.900 empleados, mientras que el público aumentó en 108.500.

Los asalariados aumentaron en 581.200 personas y los trabajadores por cuenta propia descendieron en 10.400 en el tercer trimestre. Los empleados con un contrato indefinido se incrementaron en 158.300 personas, y quienes tenían un contrato temporal repuntaron en 422.900 personas.

Por sectores, la ocupación aumentó en variación intertrimestral en servicios al sumar 476.300 personas, en la construcción registró 80.300 empleados más y en la industria sumó 45.400 personas. En cambio, en la agricultura resto 32.300 personas.

Por comunidades autónomas, los mayores incrementos de empleo entre julio y septiembre se dieron en Cataluña (96.400 más), Comunidad Valenciana (81.800) y Andalucía (76.200). El único descenso se dio en Canarias (–2.800). En el último año la bajada de la ocupación fue general, recogiéndose las mayores reducciones en Cataluña (–138.500), Andalucía (–115.600) y Comunidad de Madrid (–90.800).

El INE también indicó que los ocupados que no han trabajado en la semana de referencia por varios motivos se situaron en 3.592.800 personas, lo que supone un descenso en algo más de un millón respecto al segundo trimestre. La cifra de quienes no trabajaron por paro parcial por razones económicas o ERTE bajó en 2.896.400 personas respecto al segundo trimestre.

Por su parte, el número total de horas efectivas trabajadas experimentó un incremento inusual en un tercer trimestre debido al parón económico sufrido en el segundo trimestre. A pesar de las vacaciones estivales, el volumen de horas de trabajo creció un 15,1% respecto del tiempo trabajado en el trimestre anterior.

En el tercer trimestre el 10,3% de los ocupados, 1.975.100, trabajaron desde su propio domicilio, porcentaje que es inferior al del segundo trimestre (16,2%) pero duplica al promedio de 2019 (4,81%).

Por último, los activos crecieron en 924.600 personas, y dejaron la cifra total en las 22.899.800 personas. Los inactivos descendieron en 892.700 personas en el tercer trimestre respecto al segundo. (SERVIMEDIA)