La regulación de la publicidad sacude el sector de las apuestas

0

A nadie se le escapa que el mundo de las apuestas mueve una cantidad ingente de dinero. Las casas de apuestas se han convertido en una visión casi tan común en las ciudades como un supermercado o un bar. Pero, con el nuevo borrador que está a punto de introducir el gobierno, parece que la cosa se les pone bastante complicada, y el sector está en pie de guerra por ello.

Más restricciones, menos visibilidad

Pero el sector está, obviamente, muy preocupado ante estas restricciones, como apunta este artículo. Pero ¿en qué afectan exactamente a las casas de apuestas y casinos? Pues en muchos sentidos.

En primer lugar, y como ya se hizo durante el estado de alarma, la publicidad va a estar restringida a la franja horaria de entre la 1 y las 5 de la mañana. En segundo lugar, no se va a poder utilizar a famosos para anunciar nada. Teniendo en cuenta la inversión multimillonaria de las casas de apuestas en publicidad, esto es un golpe tremendo.

Camisetas y estadios “limpios”

La mayoría de las competiciones deportivas han terminado o están a punto, y muchos españoles, al igual que los deportistas, disfrutan de sus vacaciones y esperan desconectar.

Una de las medidas más controvertidas que establece este borrador de ley es, sin duda, la prohibición de llevar el nombre de una casa de apuestas en las camisetas de equipos deportivos; los estadios tampoco podrán llevar el nombre de nada relacionado con el sector del juego.

Lo segundo es algo que en España afecta poco, ya que no hay clubes deportivos cuyo estadio lleve el nombre de una casa de apuestas, al contrario que en Reino Unido, por ejemplo. Lo primero puede poner en graves aprietos a muchos equipos, cuyo patrocinador principal es una casa de apuestas: Valencia, Sevilla (flamante campeón de la Europa League) o Granada, por nombrar tan solo algunos.

¿Cuál es el razonamiento detrás de esta decisión? El gobierno afirma que se hace para proteger a menores y personas en riesgo de la tentación de apostar. Pero ¿es esto realmente efectivo?

Los bonos, también en la diana

Eso no es todo: las armas de captación y fidelización más potentes de las que disponen las casas de apuestas están también en peligro. Los bonos de bienvenida sean del tipo que sean, quedarían también completamente prohibidos con la nueva ley. Los motivos de esta decisión no quedan demasiado claros, cuando hay otras promociones que sí se permiten, y son aquellas dirigidas a clientes con más de un mes de antigüedad y que hayan realizado al menos tres depósitos. Los bonos de bienvenida son una herramienta poderosa para la captación de nuevos clientes, y con esta nueva ley se pretende erradicarlos de un plumazo.

¿Hay algo más allá de esta decisión?

El sector afirma que estas medidas poco o nada tienen que ver con la protección de menores o de personas en riesgo, y pone directamente en jaque al sector del juego online. Las casas de apuestas afirman que lo que se está haciendo es poner trabas al sector privado y favorecer a los organismos que dependen del estado. Aquí cabe preguntarnos dos cosas: por un lado, ¿esto será realmente efectivo para impedir que los menores y las personas en riesgo jueguen? Por otro: ¿provocará esto la proliferación de las apuestas ilegales? Recordemos que convertir algo en ilegal no significa que, de golpe y porrazo, vaya a desaparecer. Podría suceder lo contrario.