Nueva concentración del personal de Atención Primaria

0

Nueva concentración del personal de Atención Primaria en demanda de los medios indispensables para que los centros de salud superen el colapso

Ante la falta de respuesta por parte de la Junta de Andalucía CCOO continúa con el calendario de movilizaciones mientras los centros de salud rozan el caos y la atención al usuario se resiente

El Hospital Regional de Málaga ha sido el escenario de una nueva concentración del persona de Atención Primaria, que sigue sin recibir los refuerzos que necesitan para garantizar la asistencia sanitaria que demanda la ciudadanía, tanto en cuanto a la lucha contra la Covid-19 como para atender al resto de patologías.

El Secretario General del Sindicato de Sanidad y servicios Sociosanitarios de CCOO Málaga, Rafael González, ha insistido en que la Atención Primaria malagueña está ya colapsada. González ha explicado que la presión asistencial ha desbordado a los profesionales, que no pueden desarrollar los programas de Prevención y Promoción de la Salud, elemento esencial en el contenido asistencial de la Primaria, ni asistir a quienes enferman de patologías no Covid, atendiendo al mismo tiempo a las exigencias que impone la pandemia. A esto se suma la temporada de gripe, en la que Málaga ya se encuentra inmersa y que siempre supone una demanda extraordinaria en los centros de salud. 

Ante esta situación, CCOO exige que se recupere el diálogo social para facilitar acuerdos que mejoren las condiciones de las personas trabajadoras del SAS. También es necesaria una reforma de la Atención Primaria de modo que recupere su esencia original, dé protagonismo en lo asistencial y en la gestión a sus profesionales y se sustente en una financiación adecuada. Para ello es imprescindible que se destine al menos el 7,2% del PIB a la sanidad y el 25% de esta cantidad a la Atención Primaria.

Asimismo, el sindicato insta a la Junta de Andalucía para que demande enérgicamente al Ministerio de Sanidad la retirada del Real Decreto Ley 29/2020, donde de forma unilateral se impone la movilidad geográfica y funcional a todo el personal sanitario, así como que el Gobierno central desmienta la posible congelación salarial para el personal de sanidad.

A todas estas medidas se unen necesidades esenciales como son:

  • garantizar la continuidad laboral, la cobertura de bajas y el incremento de las ratios de profesionales por pacientes, único modo de disminuir la carga asistencial y administrativa 
  • realizar ofertas atractivas para el personal residente en formación sanitaria especializada que permitan que se queden en la comunidad autónoma y se frene la pérdida de talento que ahora mismo sufrimos
  • avanzar en la mejora de la prevención de riesgos laborales