Adelante apuesta por un modelo turístico sostenible

IZQUIERDA UNIDA Y PODEMOS APUESTAN POR UN MODELO TURÍSTICO SOSTENIBLE ECONÓMICA, SOCIAL Y MEDIOAMBIENTALMENTE QUE INCIDA EN LA CALIDAD LABORAL, EN LA DIVERSIFICACIÓN Y EN LA RUPTURA DE LA ESTACIONALIDAD

0

Adelante Málaga, La coalición formada por Izquierda Unida y Podemos apuesta por un Plan de Turismo Sostenible “con las miras puestas en el medio plazo 2021-2027 y que tenga como objetivo fortalecer la estructura del principal sector económico de la provincia, representa entre un 13, un 14 % tanto del PIB en Andalucía, para poder atajar las coyunturas desde una posición sólida, diversificada y sostenible”.

“La Junta ha abandonado a su suerte al sector, proponemos fortalecer su estructura y disminuir las debilidades que esta crisis sanitaria, económica y social ha sacado a flote. Ya veníamos poniéndolo encima de la mesa, el modelo de las grandes cifras tapaba las debilidades estructurales como la estacionalidad, la precariedad y la temporalidad. Un ejemplo, de los 400.000 andaluces y andaluzas que son empleados en el sector, casi la mitad lo hacen por temporadas y un tercio de manera parcial, a lo que hay que sumar que los salarios en el sector están un 17,5 % por debajo del general”, apunta la portavoz de la coalición, Teresa Sánchez.

Para ello proponen cinco ejes de acción principales que pasan por “reactivar desde repensar, preocuparnos y ocuparnos de lo urgente y lo importante. El Plan de Turismo Sostenible 2021-2027 debe contemplar tanto medidas de choque como las medidas de medio y largo plazo desde una planificación rigurosa y consensuada con el conjunto del sector. Con todo el sector, trabajadores y empresas. No como se viene haciendo hasta ahora, que sólo parece que existe con una parte del mismo, que ni son trabajadores ni son empresas serias y comprometidas (esos autónomos y empresarios que son los primeros en abrir la baraja y el último o la última en apagar la luz al salir)”.

La portavoz de la confluencia, Teresa Sánchez, destaca la segunda línea de acción que pasa por que “la calidad se sitúe por encima de todo, que no sólo sea un slogan. Cuando hablamos de calidad lo decimos en mayúscula. Establecer un sistema que garantice que lo que vendemos hacia fuera es realmente un producto de calidad, impulsando una Ley de Calificación de Hoteles que tenga como razón de ser la calificación cualitativa, que no califique igual la categoría de un establecimiento una copa de bienvenida que la accesibilidad”.

Sánchez subraya que es “fundamental en la búsqueda de la calidad luchar contra la precariedad laboral del sector. Hay que distinguir a quienes cumplen con los derechos laborales de los trabajadores, excluyendo de los programas y ayudas públicas a quienes los vulneran”, a lo que apunta que “también calidad en mayúsculas es fortalecer la formación en el sector. Un sector que necesita profesionales tiene que ser una salida académica-laboral a la que se pueda optar, no el refugio de quienes fracasan en la formación académica”.

Otra de las líneas de acción se sitúa en la intervención pública como “clave en todas las medidas, desde la intervención en la proliferación de viviendas turísticas, a incentivar centrales públicas de reserva que nos alejen de la dependencia y abusivas comisiones de las centrales de reserva convencionales. Pasando por limitar el acceso a ayudas, subvenciones y plataformas públicas de promoción, a aquellas empresas que no cumplan con los derechos laborales y no tributen en Andalucía”.

Dentro de esta propuesta, Sánchez destaca la necesidad de “intervención pública para proteger el suelo hotelero frente a la especulación urbanística. La Junta debe y tiene que poner leyes que, frente a los pelotazos, garantice el empleo y la inercia económica que generan los hoteles frente al pelotazo especulativo que supone la economía del ladrillo”. 

Romper la estacionalidad temporal y territorial “dedicando, al menos, los mismos recursos que se dedican al turismo de sol y playa al turismo de interior, rural, medioambiental, histórico, cultural, etnográfico, gastronómico… Porque todo lo demás que no sea dedicar recursos, se quedan en buenas palabras, en brindis al sol, y potenciar así otros nichos de mercado con lo que lograr un turismo abierto los 365 días del año” es otra de las estrategias marcadas en este plan.

Para Izquierda Unida y Podemos, la apuesta por el desarrollo fortalecer el tejido empresarial serio y comprometido frente a las gentes de negocio, especuladores y explotadores debe ser “primordial”. 

“El principal sector económico de Andalucía contribuya a la lucha frente al cambio climático, la Andalucía vaciada y la construcción de un sistema productivo que rompa las cadenas de dependencia y fragilidad económica actuales”, abunda Sánchez, “un turismo sostenible económica, social y medioambientalmente”.