El PSOE denuncia que De la Torre incumplió la regla de gasto en 12 millones de euros en plena campaña electoral

El Ayuntamiento debe más de 300 millones de euros, siendo una de los más endeudados de la comunidad andaluza y por supuesto de la provincia de Málaga

0

La concejala socialista Alicia Murillo ha denunciado que el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, “incumplió la Regla de Gasto en unos 12 millones de euros en plena campaña electoral de 2019”.

Según la responsable de Economía por el grupo municipal socialista, “esto ha dejado a nuestro ayuntamiento en una situación muy complicada, porque pone en riesgo las inversiones durante el actual ejercicio, condenándonos a tener un plan de viabilidad económica durante 2020 y 2021”. De hecho, “nuestro consistorio es el tercero de los más endeudados de Andalucía, después de Jerez de la Frontera y de Jaen, y el primero de la provincia, con más de 300 millones de euros”.

La edil socialista ha explicado que se ha superado el techo de gasto por encima de la tasa máxima de variación del gasto en el ejercicio de referencia (2,7%) alcanzando una tasa de variación del 4,91 por ciento según se desprende de la liquidación de 2019, “siendo necesaria la aprobación de un Plan Económico Financiero que reconduzca la situación al cumplimiento de la Regla de Gasto en 2020 y 2021, según lo establecido en la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera”. Precisamente, este Plan Económico y Financiero “limitará mucho los gastos e inversiones que puede hacer nuestro ayuntamiento”.

Murillo ha manifestado que “no hemos tenido antes información porque el equipo de gobierno tampoco presentó la cuenta general de 2019, pese a que va a terminar el año. Además, el Ayuntamiento es conocedor que no cumple la Regla de Gasto desde al menos cinco meses. Tenían que haber presentado esta cuenta de gastos el pasado 15 de mayo, hace cinco meses. De la Torre perpetúa malos hábitos, porque ya en 2018 ocultó reparos de Intervención y ahora el incumplimiento de la regla de gasto”. No es la primera vez que el alcalde Francisco de la Torre oculta información a la oposición. “El Ayuntamiento llegó a tener un desajuste económico tal que se pagaron las IFS del año 2018 con arreglos al presupuesto de 2019, suponiendo un desfase de 14 millones de euros, una afección al Remanente. Esto es intolerable”, se ha lamentado Alicia Murillo.

Para la socialista, “la gestión económica es nefasta. Prueba de ello es que tengamos que acudir a un Plan Económico Financiero en plena pandemia”. Además, se deja en evidencia que este Ayuntamiento “no ha sido suficientemente rápido para actuar aportando soluciones frente a la crisis económica que afecta a las familias y empresas por el COVID19, mientras que otros ayuntamientos malagueños como el de Mijas han usado sus remanentes para hacer frente a las necesidades urgentes en asuntos sociales”. Murillo señala que “nuestro ayuntamiento no solo se ha inhibido, sino que además ha excusado su inacción argumentando que eran las leyes estatales las que le impedían actuar, pese a que otros ayuntamientos como el mijeño lo hizo en tiempo y forma”.

De la Torre sacrifica la salud de las cuentas por la campaña

“Lo que deja claro en todo esto es que De la Torre ha decidido sacrificar el bienestar económico de la ciudad a cambio de gastarse el máximo dinero posible en un año de campaña electoral”, ha denunciado Alicia Murillo. Además, 2019 ha sido “un año de gran incremento de gastos en los presupuestos municipales, con sentencias contrarias al Ayuntamiento que afectaron a gastos de Personal en los servicios de recogida y limpieza de la Ciudad (LIMASA), los más de 8,7 millones de euros que ha dilapidado el alcalde con la fallido Museo de las Gemas y los cerca de 2 millones de euros que debemos pagar por lucro cesante a los 9 bomberos a los que el equipo de gobierno dejó sin plaza por irregularidades en las pruebas de 2015 al Cuerpo de Bomberos”. A esto hay que sumar los gastos por una Gala de los Goya que apenas han tenido en la ciudad una repercusión económica, que fueron más de dos millones de euros pagados a escote entre el propio Consistorio, la Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Unicaja.

“No entendemos cómo organismos tan importantes para nuestra ciudad como el relativo a urbanismo no alcance siquiera el 18% de ejecución presupuesta y que se apoye como norma en expedientes de modificación de crédito, que debería ser una excepción”. La Gerencia Municipal de Urbanismo deja sin ejecutar partidas básicas desde el año 2012 para que las cuentas salgan en positivo, “frenando la inversión en infraestructura básicas de la ciudad”.

Abandono de la Junta y aportaciones del Gobierno de España

En otro orden de cosas, la socialista ha recriminado al Gobierno regional “que no transfiere dinero a los ayuntamientos”. De hecho, “el año pasado fue el que menos ahorramos, ya que el neto cayó en más de 20 millones de euros. 2019 ha sido el año en que menos se ahorró de los siete últimos”, ha agregado la edil del PSOE. Frente a esto, se prevé por parte del Gobierno de España una transferencia por el déficit del transporte urbano que se ha valorado en unos 10,5 millones de euros. “Si perdemos ese impulso nacional porque el alcalde superó el techo de gasto en 2019, será otro varapalo para las cuentas que obligarían a buscar ahorros añadidos para compensar esta deuda”.

Por último, es conocido que el Estado va a recibir una cantidad importante de fondos europeos que el Gobierno debe asignar, y parece que está estudiando que parte de ellos se distribuyan entre las entidades locales. Cuando se concrete esta circunstancia, esa inyección económica debería liberar ciertos recursos que actualmente se están destinando a gastos, lo cual jugaría positivamente a la consecución final del equilibrio en el presente Plan Económico-Financiero.