CNAC exige un plan especial para reflotar el comercio en España

0
  • Los autónomos del comercio definen la situación como crítica e insostenible
  • Solicitan soluciones también para sectores vinculados como el taxi o el ocio
  • CNAC piensa que la digitalización no es la única solución: “un mercadillo no puede convertirse en Amazon”

La Confederación Nacional de Autónomos del Comercio (CNAC) califica la situación del comercio en el país como “crítica e insostenible, si no se toman medidas urgentes y drásticas que ayuden a reflotar el sector”. Así de duras son las palabras de Pepe Galván, presidente de CNAC, al analizar el estado de este importante sector en España, que ocupa el 25% de los trabajadores autónomos. 

Si bien es cierto que el comercio arrastraba una difícil situación antes de la pandemia, y que, según datos de la Unión de Autónomos UATAE, presentaba una caída que provocaba el cierre de 22 comercios de media cada día, España ha sido el país de la OCDE con el mayor retroceso en el comercio por la pandemia, y el cierre por el confinamiento y los rebrotes han agudizado la negrura en el horizonte. 

“La dependencia de otros sectores fuertemente golpeados, como el turismo, hace que sea especialmente complicada la recuperación del comercio”, continúa Galván, “por lo que es urgente que se aborden medidas específicas que ayuden a la reactivación real y definitiva”. 

Para el presidente de CNAC, “la solución no es la tan cacareada digitalización del comercio, ya que no es la panacea para solucionar nuestros problemas”. En este sentido, afirma que “incluso en este ámbito se juega en desigualdad de condiciones, ya que el comercio on line de las grandes plataformas crece a un ritmo brutal, amparado por grandes sumas dedicadas al marketing y la publicidad y por condiciones fiscales privilegiadas que le eximen de tributar al mismo nivel que a los autónomos”. Por otra parte, “no todo el comercio puede digitalizarse, como prueba el comercio ambulante, que precisa un trato directo con el cliente”. “Un mercadillo no puede convertirse en Amazon”, sentencia el presidente de los autónomos del comercio. 

Al mismo tiempo, CNAC reivindica ayudas a sectores fundamentales que mantiene estrechos vínculos con el comercial, como el taxi considerado como transporte público, “un área de actividad que ha sufrido unas pérdidas de hasta el 40% y no ha recibido ninguna ayuda por parte de las instituciones”.

De igual forma, hay espacios como la hostelería, el ocio nocturno, las ferias o la diversión infantil cuya ruina afecta también al comercio. Por ejemplo, según Galván, “los feriantes llevan más de 6 meses sin poder trabajar, lo cual resta dinamismo a áreas comerciales de pueblos y ciudades”. 

Para CNAC, “es fundamental un plan integral, coordinado entre todas las instituciones y con fondos comunes y amplios, que contribuya a frenar la caída en los beneficios del comercio y el cierre de negocios. Lo contrario supondría una auténtica desgracia para la economía y el empleo en nuestro país”.