13.7 C
Málaga
jueves, marzo 4, 2021

Seis tipos de amarres de amor que se piden con más frecuencia

Más leídos

Los amarres de amor representan los hechizos más solicitados, dentro del ámbito de las relaciones sentimentales. El poder de estos hechizos y la efectividad consolidada a largo plazo que pueden ofrecer, son los principales motivos por los que son la primera opción, para muchas personas.

Una de las cualidades de estos hechizos es su adaptación. Pueden adaptarse a las necesidades de cada persona. Para ello hace falta contar con profesionales que dominen sus rituales y sepan qué ingredientes son mejores para conseguir una plena adaptación.

Paloma Lafuente es una de las profesionales mejor reconocidas en toda España. Ofrece el desarrollo de hechizos de diversa tipología, entre los que se encuentran los amarres de amor, así como también lectura de tarot, entre otros.

Ella misma ha reconocido que los amarres son de los hechizos más poderosos y solicitados. Además, expone que, aunque todos ellos pueden adaptarse completamente, en realidad los objetivos que se buscan con ellos no difieren tanto entre unas personas y otras.

 

¿Cuáles son los amarres de amor más solicitados?

Por ese motivo, hemos recopilado los amarres de amor que se solicitan con más frecuencia. Es posible que alguna de estas situaciones esté muy relacionada con la que estás viviendo en estos momentos.

 

Amarre de amor para que me escuche

La comunicación en la pareja es uno de los primeros elementos que suele deteriorarse, antes de una crisis de distanciamiento o incluso desenamoramiento.

Atajar estos problemas antes de que vayan a más, puede servir para mantener un relación estable, con la pasión al nivel deseado y con plena compenetración entre ambos.

El amarre de amor para que me escuche se centra en incentivar el interés y la comunicación entre las dos personas. Esto también va a reducir el número de discusiones y va a conseguir un acercamiento adicional, que puede mejorar considerablemente la relación afectiva de la pareja.

 

Amarre de amor para lograr estabilidad

Una relación pasional, sin freno y aventurero es siempre algo atractivo y que nos impulsa a tomar decisiones improvisadas.

Sin embargo, las relaciones que duran son las que disfrutan de plena estabilidad, con un compromiso mutuo de seguir juntos el mismo camino por siempre.

A veces este compromiso es difícil de lograr por alguna de las dos partes y, por tanto, la estabilidad es inexistente. La pasión y la aventura dejan paso a los reproches, las discusiones, la desconfianza y la inestabilidad. El futuro de la pareja tiene fecha de caducidad en la mayoría de estos casos.

Un amarre de amor para lograr estabilidad se centra en la búsqueda de ese sentimiento de compromiso, con el que se inicia un largo viaje con la voluntad de terminarlo juntos.

 

Amarre de amor para la pasión

Paloma Lafuente reconoce que muchas personas que acuden a su consultorio o solicitan este servicio online, tienen como principal problema una reducción o ausencia total de pasión por parte de la pareja.

La atracción física entre dos personas conforma la química necesaria, para que la relación siga tan unida e intensa como el primer día.

A veces esta pasión se reduce al mínimo por la rutina diaria, las obligaciones familiares y profesionales, además de problemas puntuales que pueden llegar a la cotidianeidad.

El amarre de amor para la pasión está dirigido a potenciar esa sensación de atracción irrefrenable tan característica de los primeros compases de la relación.

Poco a poco, la pasión regresa a la pareja y se va abriendo hueco, en la apretada agenda de los dos.

Una vez que la pasión regresa como elemento compartido en la vida diaria de la pareja, todo parece fluir de forma mucho más sencilla. Menos discusiones, más felicidad, mayor atracción y una relación totalmente unida.

 

Amarre de amor para no discutir

Las discusiones de pareja son casi inevitables. Es más bien cómo se afronta cada discusión lo que puede ayudar a encontrar una solución conjunta o derivar en una posición irreconciliable.

Los amarres de amor para no discutir están enfocados primero a eliminar la carga negativa en la pareja, existente como acumulación de discusiones previas. Posteriormente, se intenta incentivar la complicidad entre la pareja, para que juntos puedan resolver cualquier problema que se les plantee.

A veces, lo que se origina como una discusión, con la ayuda del amarre de amor e incluso hechizos de endulzamiento complementarios, puede llegar a reforzar la relación.

 

Amarre de amor para recuperar a la pareja

En el caso de las rupturas, la situación es muy delicada. A veces no es posible ni siquiera intentar un nuevo acercamiento, porque las conversaciones entre ambos siempre terminan en discusión. No solo no se consigue arreglar nada, sino que se empeora el problema.

En estos casos es cuando hay que solicitar un amarre de amor para recuperar a la pareja. Es un poderoso hechizo volcado en fomentar un acercamiento entre ambos, potenciar esos sentimientos que inicialmente permitieron crear una relación con altas expectativas que se han ido diluyendo con el tiempo.

El proceso es lento pero progresivo. El cambio en los sentimientos de la otra persona deben verse acompañados de gestos de buena fe, con los que ayudar a que cada avance se aproveche al máximo.

 

Amarre de amor para alejar a terceras personas

Muchos amarres de amor para recuperar a la pareja, se inician en un amarre para alejar a terceras personas. Es la mejor estrategia cuando hay alguien que está intentando romper vuestra relación por intereses propios.

En la mayoría de los casos estos intereses están relacionados con una atracción sentimental a nuestra pareja. Es entonces cuando intentan provocar discusiones, alejamiento y desenamorar a la persona que persiguen.

Hay otros casos en los que la influencia de esa tercera persona es negativa, ya sea porque se trata de una amistad tóxica o bien porque es un familiar, que se inmiscuye demasiado en vuestra relación.

- Publicidad -

Más artículos

- Publicidad -

Últimos artículos

Ir a la barra de herramientas