Vecinos de La Cala del Moral contestan al Ayuntamiento: “La Cala no se Tala”

La Cala No Se Tala es un Movimiento vecinal espontáneo, no partidista ni ideológico, que aglutina a las personas que se han sentido directamente afectadas por la eliminación de los árboles de morera de la entrada de La Cala del Moral.

0

Ante los acontecimientos de estos días en La Cala del Moral, el movimiento vecinal ” LA CALA NO SE TALA” emite le siguiente nota en contestación al Comunicado del Ayuntamiento del Rincón de la Victoria.

La Cala no se Tala es un movimiento vecinal espontáneo, no partidista ni ideológico, que aglutina a las personas que se han sentido directamente afectadas por la eliminación de los árboles de morera de la entrada de La Cala del Moral (Málaga) el pasado jueves día 17 de septiembre.

Son muchos los vecinos que han manifestado su malestar ante una actuación inesperada que ha cambiado el aspecto, el clima y la identidad de La Cala del Moral, pues inmediatamente varias personas solicitaron entrevista con los responsables de las áreas municipales responsables de la vía pública y de parques y jardines, sin conseguir ser recibidos.

Desde el lunes siguiente un nutrido grupo de personas se sitúan con carteles contra la tala a primera hora de la mañana a lo largo de la zona deforestada, y reciben el apoyo gestual o sonoro de muchos de los ocupantes de los vehículos que circulan, a través de redes sociales (6.600 firmas hasta la 20 h 26/09/2020) y mediante pliegos de firmas, que se están recogiendo

En el movimiento vecinal hay multitud de sensibilidades, desde la vinculación emocional a unos árboles que forman parte de la imagen y el nombre del pueblo, hasta la conciencia racional y el conocimiento del impacto de los efectos del cambio climático y la necesidad de sombra en las aceras de un pueblo con muchas horas de sol al año, pasando por la simple percepción de las diferencias de temperatura entre aceras con y sin árboles.

La principal razón por la que hay tantas personas que están empleando parte de su tiempo en manifestar su desagrado con esta actuación municipal es la ausencia de información clara y accesible sobre las actuaciones que se están llevando a cabo en La Cala del Moral; los gestores municipales no reciben a los vecinos que le solicitan entrevista, y no hay otros cauces municipales para que los vecinos expongan su opinión sobre un tema que afecta directamente al bienestar de gran parte de la población, y sobre el que muchos de nosotros tenemos conocimientos profesionales.

La actuación en este caso es confusa, con dos actuaciones diferentes que se solapan entre sí. Por una parte, la empresa OBRACSA SL está ejecutando el proyecto municipal licitado de renovación de acerado de La Cala con tala y sustitución de 30 árboles que levantan la acera o invaden conducciones, por jaboneros de la china (koelreuteria paniculata), pero no ha colocado el obligatorio cartel informativo del proyecto y los detalles de la ejecución.

Sin publicidad, ni información, los empleados municipales iniciaron al mismo tiempo la tala y destoconado de 20 morales de la entrada a La Cala del Moral, y posteriormente han rellenado con hormigón los huecos de los alcorques donde estuvieron.

El Concejal Delegado del Área de Medio Ambiente Sergio Antonio Díaz Bermejo declaró a través de la emisora de radio local que se van a sustituir los árboles por palmeras de la familia del coco plumoso para “homogeneizar la zona y que todo el arbolado sea del mismo tipo“, todo lo opuesto a las recomendaciones de la arboricultura urbana.

El Comunicado del Ayuntamiento solo informa de que va a seguir adelante con la actuación y hace la sorprendente afirmación de que pretende alterar el proyecto licitado cambiando las especies que constan en el contrato.

Tampoco se plantea considerar la opinión de un importante volumen de vecinos, que demanda árboles frondosos en las aceras, y recuperar en la entrada al pueblo los morales que le daban sombra, oxígeno y personalidad.”