El navegante nacional supone el 70% de la ocupación de los puertos deportivos andaluces este verano

0
  • Manuel Jiménez, presidente de Marinas de Andalucía: “las empresas de chárter están creciendo de forma exponencial”.
  • El turismo náutico se impone como una forma segura de hacer turismo frente a la COVID-19

Los clientes nacionales han sido los grandes protagonistas en la mayoría de los puertos deportivos asociados a Marinas de Andalucía durante los meses de junio, julio y agosto, representando un 70% de la ocupación de los amarres según se desprende de los datos ofrecidos por los puertos deportivos asociados, llegando incluso al 90% en algunos de los puertos asociados. Junto a los españoles, también destacan otras nacionalidades como la británica, francesa, alemana, holandesa o belga. 

La pandemia actual ha dejado patente el hecho de que el turismo náutico es un turismo seguro, lo que se ha notado en la ocupación media registrada durante los meses de junio, julio y agosto en los puertos deportivos asociados, que ha superado el 71%. De hecho, la actividad de los puertos deportivos andaluces apenas se ha visto mermada durante el estado de alarma decretado, salvo el tiempo de estricto confinamiento. Las marinas andaluzas han continuado recibiendo peticiones de largas estancias, realizando los trabajos de varadero y atendiendo la demanda de tránsito diario (aquel que hace paradas puntuales en algún puerto durante su viaje a otro destino) y de sus clientes de base (aquellos que contratan los amarres para sus embarcaciones de forma permanente o con alquileres anuales) de forma habitual.

Y es que desde el inicio del estado de alarma, los puertos deportivos de Marinas de Andalucía adoptaron las medidas higiénico-sanitarias y de seguridad dictadas por las autoridades sanitarias tanto en todas sus instalaciones como para el personal y los propios usuarios. De este modo, navegar era una de las actividades que se podía practicar de forma segura y sin necesidad de tener contacto con gente ni aglomeraciones; bastaba con coger el coche, aparcar en el puerto y subir a la embarcación. Estas medidas han continuado durante los meses de verano, de hecho, la mayoría de los puertos deportivos han incrementado sus plantillas precisamente para reforzar los equipos de limpieza y mantenimiento. 

Los usuarios han entendido que navegar es seguro. Esto unido a las condiciones climatológicas que ofrecen los más de 800 kilómetros de costa andaluza, hace que Andalucía sea un destino navegable y seguro durante todo el año. 

Además, el turismo náutico es cada vez más asequible. Así lo ha indicado el presidente de Marinas de Andalucía, Manuel Jiménez, al apuntar que “el nuevo fenómeno del chárter está creciendo de forma exponencial”. De este modo, no es necesario tener en propiedad una embarcación ya que puedes recurrir a empresas especializadas donde se puede alquilar un barco con o sin patrón.

En este sentido se plantean algunos de los retos futuros de la náutica, tal y como ha destacado Jiménez al exponer que “el reto de la náutica es abrirse a la ciudadanía y romper la idea de que la náutica está destinada a un grupo concreto de personas y de que es un sector cada vez más accesible para todo el mundo”.