Tercer curso con Casimiro al mando

0

El Unicaja espera seguir creciendo de la mano del técnico ciudadrealeño para optar de nuevo a los títulos por los que compite en la campaña 2020-2021, la Liga Endesa, la Copa del Rey y la Eurocup, donde tiene puestas muchas esperanzas.

El Unicaja de Málaga comienza la temporada 2020-2021 con la ilusión de saberse como un proyecto consolidado, con opciones de pelear con los mejores y con una progresión que podría incluso conducirle hacia los títulos a nivel nacional e internacional.

Este supondrá el tercer curso de Luis Casimiro al frente del bloque, un entrenador de 60 años con más de 20 a sus espaldas de experiencia en la Liga Endesa. Esta es su segunda etapa en el club malagueño y a priori tiene todavía margen de mejora para levantar algo importante consiguiendo que sus hombres compitan al máximo de sus posibilidades.

Un pequeño retoque en la plantilla

De hecho, prácticamente tiene la plantilla perfilada desde el curso anterior, algo que se ha demostrado porque tan solo ha realizado un fichaje en este verano, el de Tim Abromaitis, publicado en la web de la Liga ACB desde mediados de julio. El alero estadounidense de 30 años ha sido la única contratación de una plantilla en la que han continuado 12 jugadores y que por lo tanto constará de 13 hombres para hacer frente a las tres competiciones que tiene por delante.

Entre todos los posibles nombres importantes, podemos destacar la presencia del capitán Carlos Suárez, ya consagrado en Málaga ante su octava campaña consecutiva allí, o los fogonazos que pueden ofrecer los fichajes realizados durante el curso pasado, Darío Brizuela y Axel Bouteille, una vez se terminen de adaptar a la entidad andaluza bajo su estricto plan de entrenamientos y de preparación.

Acabar alto en la ACB y en la Copa

De cara a España, el Unicaja está entre los equipos candidatos a acompañar al Real Madrid y al Barcelona en las cuatro posiciones cabeceras de la tabla en la Liga ACB en la fase regular. Eso sí, para ello será importante que repita triunfos de otras temporadas ante rivales directos como son el Valencia Basket o el Baskonia. Y a partir de ahí, intentar llegar lo más lejos en las eliminatorias por el título.

Lo que está claro es que, pese a ser un proyecto consolidado, no se le puede pedir al Unicaja que esté a la altura de los dos conjuntos más grandes, Barça y Madrid, cuyo poder económico se escapan al resto de equipos del país. De hecho, lo que aparentemente parece normal es que sean ambos los próximos finalistas y por lo tanto únicos aspirantes a un título de la Liga Endesa que apunta según las apuestas de baloncesto a los azulgranas, cuya cuota por vencer a 11 de septiembre del 2020 es de 1,90. Raro y casi anecdótico parece lo que ocurrió el curso pasado en el que el Baskonia pudo sorprender conquistando el trofeo ante los culés.

Sí que hay más opciones de cara a una Copa del Rey en la que el cuadro de Casimiro ha de estar sí o sí. Acumula cuatro campañas seguidas clasificándose para dicho torneo, una racha que en caso de no mantenerla, sería difícil de explicar. Además, hay que tener en cuenta que el Unicaja de Málaga es el actual subcampeón y que como tal parece que podría incluso aspirar a su triunfo si vuelve a caer en un cuadro favorable.

Por último, el conjunto verde hará frente a una Eurocup que ya sabe lo que es ganarla, lo hizo de la mano de Joan Plaza en el 2017, y en la que se está acostumbrando a llegar lejos en los últimos tiempos. Ya conoce a sus primeros rivales en este campeonato y sin lugar a duda es uno de los equipos más fuertes que hay en la competición, por lo que alcanzar los cuartos de final parece casi una obligación para los andaluces.

En resumen, la tercera temporada de Casimiro al frente del Unicaja de Málaga promete curvas y emociones fuertes. Se ha mantenido el bloque y se ha firmado un nuevo alero para intentar alcanzar los objetivos, que son claros en todos los campeonatos que disputa el conjunto verde con la esperanza de levantar, por qué no, algún título.