La forma más efectiva para divorciarse por poco dinero

Normalmente se piensa que el divorcio es un proceso costoso y complicado. Sin embargo, lo cierto es que es posible hacerlo de una forma rápida y económica si se sabe cómo. Aquí te mostramos cuál es esa forma.

1

El divorcio express

Como es de suponer, conseguir divorcio economico es mucho más fácil cuando se produce de mutuo acuerdo entre los cónyuges, dado que ello evita que tengan que enfrentarse a litigios judiciales y hace que el proceso sea más rápido y conlleve muchos menos costes económicos y emocionales.

En efecto, pagando únicamente 100€ por cada cónyuge es posible tener todo el asesoramiento legal necesario para que el divorcio se lleve a cabo de una forma rápida y sin tener que enfrentarnos a un contencioso que, además de multiplicar el precio, puede significar que los plazos se alarguen y, por consiguiente, que el coste emocional que cualquier separación lleva aparejado se vea incrementado de una forma considerable.

Al respecto, conviene tener en cuenta que los abogados especialistas en llevar a cabo este tipo de divorcios, los express, son expertos tanto a la hora de aconsejar a los cónyuges la mejor forma legal como a la de mediar para conseguir un acuerdo que los beneficie a ambos y que se produzca de una forma rápida y sin enfrentamientos innecesarios.

De hecho, el trabajo de estos abogados comienza por asesorar a cada cónyuge en todo lo referente a sus derechos y obligaciones, para continuar proponiéndoles las mejores soluciones legales para su caso concreto y terminar mediando entre cada parte para que el divorcio sea de mutuo acuerdo y evitar tener que llegar a una vía judicial que, como decimos, puede aumentar en mucho los costes y el tiempo para que el divorcio llegue a ser efectivo.

Es decir, que la mejor forma de divorciarse de una forma económica no es otra que la de tratar de que la separación se produzca de mutuo acuerdo, algo en lo que contar con el apoyo de expertos en el tema puede llegar a ser fundamental.

El divorcio sin hijos

Ahora bien, si siempre es posible llegar a una ruptura de matrimonio de forma rápida y ciertamente económica, en el caso de los divorcios sin hijos menores de edad es todavía mucho más fácil, porque los únicos vínculos que tenemos con nuestra pareja son, si acaso, de orden patrimonial y ello nos ahorra muchos trámites.

No en vano, los divorcios sin hijos menores de edad no son solo mucho más rápidos, sino que también son más económicos y susceptibles de llevarse a cabo sin necesidad de que haya enfrentamiento entre los miembros de la pareja que va a romperse, simplemente, porque los especialistas en este tipo de casos ofrecen la posibilidad de llevar a cabo todas las comunicaciones entre los cónyuges y ello elimina de raíz la posibilidad de que haya encontronazos entre ellos.

Además, es de destacar que en aquellos casos en los que en el momento en el que se llevó a cabo el matrimonio se hiciera una separación de bienes el proceso es todavía más sencillo, ya que, más allá de que está claro desde el principio qué bienes son propiedad de cada parte, en aquellos bienes que sean de titularidad conjunta la titularidad de las partes está también definida de antemano.

En consecuencia, puede decirse que romper un matrimonio en el que haya separación de bienes es mucho más fácil, porque los vínculos son mucho menores y alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes es infinitamente más factible que si tal separación no existiera.

De todas formas, lo que es de destacar es que, tanto en el caso de que haya hijos menores de edad como en el de que no los haya, siempre existe la posibilidad de tener un divorcio rápido y económico si entre las partes hay voluntad para hacerlo y se dispone del apoyo legal necesario.

1 COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.