Adelante exige en el Parlamento medidas concretas para Los Asperones

0

Critica que las instituciones hayan “dejado abandonadas” a más de 1.000 personas durante 34 años en la marginalidad, la pobreza y la exclusión

Adelante Andalucía ha exigido en la Comisión de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación del Parlamento de Andalucía que la Junta aplique planes concretos para la barriada de Los Asperones en Málaga capital. “No le pedimos responsabilidades por esos 34 de años de desidia, de falta de voluntad política, pero sí por los últimos dos años y para los dos próximos que les quedan en el gobierno le exigimos medidas concretas, medidas encaminadas a garantizar el acceso digno a la vivienda, el empleo, la energía y el agua, la educación y la sanidad”, ha exhortado la parlamentaria de la formación Vanessa García.

En este sentido, la parlamentaria ha incidido en que las instituciones, tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento de Málaga, “han abandonado a más de 300 familias, más de 1.000 personas, a la marginalidad, la pobreza y la exclusión”. Por otra parte, García ha querido poner en valor a la red de solidaridad y el trabajo de los colectivos y las ONG, como el que desempeña el colegio María de la O y su director, para intentar reducir la situación de desesperación de este núcleo.

Además, ha incidido la parlamentaria en que el Relator Especial de las Naciones Unidas contra la Pobreza Extrema, Philip Alston, expuso en su informe sobre España que la situación de este barrio malagueño es preocupante y que la Junta no le proporcionó ninguna información de cuáles eran sus planes para solucionarlo “porque no tiene ningún plan”. “Un barrio donde sus vecinos viven sin un alojamiento adecuado y sin acceso a los servicios públicos, donde el 97% está en pobreza extrema, el 92% en desempleo, el 89% no tiene titulación académica y la esperanza de vida no llega a los 50 años”.

Asimismo, Vanessa García le ha recordado a la consejera de Igualdad, que Los Asperones se creó como un barrio transitorio mientras se buscaba para estas familias en situación de exclusión una ubicación definitiva, periodo que estaba previsto en un plazo de entre uno y tres años, pero que hasta la fecha ya llevan 34.