La Noria proyecta convertir su jardín en un espacio interactivo y de aprendizaje

0

La Diputación de Málaga se reúne junto a siete entidades sociales para asentar las bases del proyecto que convertirá las 3,7 hectáreas del jardín de La Noria en un espacio vivo, interactivo, multidisciplinar y de aprendizaje colaborativo, que sea modelo en la provincia de jardín vivo.

Este proyecto contempla la transformación de dicho espacio como un lugar para el desarrollo de actividades de protección ambiental, pilotaje de proyectos, inclusión social de personas con diversidad funcional, deporte inclusivo y espacios para la experimentación, innovación pedagógica, deportiva y social dentro del ecosistema de La Noria, ha anunciado la Diputación en un comunicado.

En la propuesta han participado un total de hasta siete entidades sociales de la provincia —Asociación Líbero, Asociación Almijara, Asociación Crea Huertas, Ecoherencia, Asociación Imagina, Asprodisis y Proyecto 675— de forma conjunta con los servicios de La Noria y, Arquitectura y Urbanismo de la Diputación de Málaga.

La vicepresidenta cuarta y diputada de Innovación Social y Despoblamiento, Natacha Rivas, ha explicado que están trabajando en la búsqueda de soluciones a los retos ambientales actuales a través de la innovación social.

“Asimismo, con esta nueva propuesta, nuestro objetivo es construir un espacio vivo para la ciudadanía como punto de alianzas en el que confluyan la protección de la biodiversidad ambiental en los jardines y los proyectos de innovación social que se desarrollan en el ecosistema de La Noria”.

Por su parte, el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, ha recordado el reto que supondrá aplicar la bioconstrucción en el proyecto, como el uso de técnicas innovadoras respetuosas con el medioambiente para transformar este espacio en un lugar vivo de aprendizaje medioambiental, con un jardín comestible, zonas deportivas, áreas para la formación al aire libre y murales creativos y participativos, entre otras propuestas.

Asimismo, la accesibilidad será una de sus características principales, ya que el espacio estará diseñado para permitir la movilidad de las personas con limitaciones funcionales. Además, será un lugar destinado al desarrollo de proyectos que lleven a cabo las entidades sociales.

En este sentido, la Asociación Almijara, Ecoherencia y Crea Huertas han aportado sus objetivos medioambientales al proyecto de La Noria. La Asociación Líbero ha aportado su experiencia en la dinamización e innovación educativa con jóvenes; Asprodisis y la Asociación Imagina, su conocimiento en la diversidad funcional; y Proyecto 675, su visión del deporte y los valores como vehículo para la transformación social.