El PSOE pide la flexibilización de las ayudas del alquiler “para no dejar a ninguna familia sin recursos en la estacada”

La concejala socialista Alicia Murillo pide al Ayuntamiento “que sea solidario con personas o unidades en riesgo de exclusión social, o en un momento especialmente delicado de su vida, para que puedan acogerse a esta vía de asistencia municipal pese a haberla recibido en anteriores planes para el arrendamiento”

0

El PSOE pide la flexibilización de las ayudas del alquiler “para no dejar a ninguna familia sin recursos en la estacada”

 La concejala Alicia Murillo, responsable del área de Vivienda por el grupo socialista, ha pedido al equipo de gobierno local la flexibilización de las ayudas del Quinto Plan de Alquiler en aquellos casos “de especial riesgo de exclusión de personas o familias que hayan perdido su vivienda por desahucio, impago, ruina del inmueble o procedimientos de ejecución hipotecaria”.

De esta forma, la edil del PSOE propone al Ayuntamiento que contemple como beneficiarias a personas que “todavía no han sido desahuciadas, pero que van a perder su hogar en breve y se encuentran en una complicada situación social y económica”. La concejala lo solicita así porque en el pliego de esta quinta edición de las ayudas municipales para el arrendamiento se deja claro que “no podrán percibir esta ayuda quienes se hubieran beneficiado de ella en ediciones anteriores”, ha detallado Murillo.

Así lo ha manifestado la edil socialista tras conocer casos como el de Laura, de 38 años y madre de un hijo de 15 años, “que es posible víctima de violencia de género, aunque nunca se le reconoció esa condición porque, por razones personales, no pidió protección a la administración frente a su pareja”. Alicia Murillo ha explicado que “Laura no puede acogerse al Quinto Plan de Ayudas al Alquiler porque aún no ha sido desahuciada, luego en teoría no podría beneficiarse de esta ayuda pese a que no puede pagar el arrendamiento”.

La concejala socialista considera que “sobre el papel, en ocasiones, se escapan situaciones muy concretas a las que el Ayuntamiento podría echar una mano simplemente con voluntad política y sensibilidad con los malagueños y malagueñas”. La realidad es que Laura “no tiene ningún ingreso porque no trabaja, no cobra nada del padre de su hijo y nunca lo denunció por no pagar la manutención, aunque por propia voluntad”. De ahí que la socialista pida encarecidamente “que se atiendan casos como el suyo, que se esconden en las lagunas que dejan los pliegos de condiciones de las ayudas municipales. Debemos actuar antes de que sea tarde”, ha apostillado.

Murillo ha tomado contacto con varios casos “realmente dramáticos” durante una reunión con personas que padecieron un proceso de desahucio y que, una vez superado el proceso traumático, ha decidido dar de alta una asociación “porque tienen mucho conocimiento y ánimo que aportar a la sociedad”. Se llamará ‘Abanico solidario de Málaga’, dará asesoramiento a las personas que se vean inmersas en un proceso de desahucio y buscarán ayudas para el alquiler de viviendas. También realizarán otras actividades de carácter social, aún sin concretar, “pero ánimo y ganas no les faltan”, ha informado la concejala del PSOE en el Consistorio malagueño.

En nuestra ciudad, hay muchos otros casos que se encuentran en la cuerda floja.  Como el de Carmen, de 50 años y con dos hijos de 21 y 26 años a su cargo, que cuida a personas mayores sin un contrato de trabajo, con un sueldo de 350 euros al mes “por un acuerdo que no está escrito en ningún sitio”. Por ello, oficialmente sus ingresos son 0 euros. Murillo ha informado que Carmen paga el alquiler de su casa gracias a la ayuda del Segundo Plan de Alquiler, “pero vive contando los meses que restan para dejar de percibir esta valiosa ayuda y pendiente de si hay o no prórroga en el plan del que ella es beneficiaria. Estas personas son reales y necesitan soluciones urgentes, pero son cautivas de los tiempos de espera de la administración”, ha agregado Alicia Murillo.

Carmen tampoco podría beneficiarse del Quinto Plan de Ayudas al Alquiler porque ya se beneficia de uno anterior, el segundo. Y en las reglas del quinto se cita textualmente que las personas o familias beneficiarias deben encontrarse “en situación de exclusión social, exclusivamente, para atender situaciones de urgencia, motivadas, por la pérdida o posible pérdida sobrevenida de la vivienda habitual, debida a declaración de ruina inminente de inmueble, a procedimientos de ejecución hipotecaria o a procedimientos de desahucio.” Murillo advierte de que “cuando lees esto, entiendes que para ser beneficiario de la ayuda al alquiler tienes que estar en una situación muy desesperada. Es decir, haber sufrido o estar a punto de sufrir un desahucio”.

Sin embargo, en la redacción de las bases se añade también lo siguiente: “Excepcionalmente, también podrán ser beneficiarios otros supuestos de análoga naturaleza”, que la concejala socialista entiende como “una puerta abierta para permitir que toda persona en situación vulnerable se beneficiara de las ayudas para el alquiler. Pero en la práctica, no es así”, se ha lamentado la socialista. El punto 3.3 de las Bases Reguladoras del Quinto Plan de Alquiler dice “No podrán ser beneficiarios de estas prestaciones las familias o unidades de convivencia que sean o hayan sido perceptoras del Plan de Ayudas al Alquiler 1, 2, 3 o 4.”. Así, “Carmen no podría acogerse a este nuevo plan y vive con angustia pensando en lo que le sucederá a su familia el día que no entre esta ayuda en su casa. Un plan de alquiler que solo actúa en los casos de máxima urgencia social y que entre sus requisitos incluye no haber sido beneficiario anteriormente es un plan poco realista y que parece que tiene como objetivo atender al menor número posible de familias”.

Para finalizar, Alicia Murillo ha animado al concejal responsable de Vivienda por el equipo de gobierno, Francisco Pomares, “a hacer una profunda reflexión sobre la utilidad de estas ayudas al alquiler, que no son suficientes en absoluto ni conocen la realidad de muchas familias afectadas”. Porque “la actuación en materia de vivienda es cuanto menos mejorable, cabe recordar que a finales de 2019 el Segundo Plan de Ayudas se quedó sin presupuesto, y solo fue después de nuestra denuncia cuando se animaron a poner en marcha el Quinto Plan de Alquiler, que fue publicado oficialmente el 24 de marzo de 2020, en plena pandemia”.

La edil socialista ha zanjado que “este ayuntamiento hace planes de alquiler que con mucha frecuencia llegan tarde y que someten a las familias vulnerables a un estrés que, dada su situación, es muy difícil de manejar”.